Fernández Laya: “Hay que trabajar mucho para recuperar la confianza perdida”

Fernández Laya es una sociedad de bolsa quese unió con Mayoral Bursátil a partir de julio de 2018. Hoy maneja un monto de carteras que asciende a los mil millones de pesos repartidos en cuentas comitentes de unos 650 clientes. Pablo Fernández, el presidente de esta firma, dialogó con BANK MAGAZINE, respecto a la situación del mercado de capitales en el contexto actual del país y a cuáles son las inversiones del momento.

Por Mariano Jaimovich

-¿Qué le falta al mercado de capitales argentino para poder crecer?
-En todos los países desarrollados el mercado de capitales tiene un papel muy importante y Argentina necesita mejorar mucho implementando las medidas necesarias para estar al servicio  del aparato productivo, dotando  al mercado  de mayor profundidad, aprovechando la  oportunidad que se nos abre al volver a ingresar a la categoría de mercado emergente, y que importantes fondos puedan invertir en nuestras acciones, recuperando parte del capital bursátil  perdido en el último año.

-¿Y cómo se logra eso? -Hay que trabajar mucho para recuperar la confianza perdida en Argentina, de modo que esto permita bajar el riesgo país y, por ende, los costos de financiación, logrando estabilizar la moneda y permitiendo que vengan las inversiones del exterior. Por ejemplo en Vaca Muerta, en energía eólica, litio, y no dedicarnos solamente al mercado agrícola–ganadero.

-¿Cuál es la deuda pendiente que tiene el mercado de capitales nacional? -El mercado de capitales tiene como asignatura pendiente aumentar su tamaño para poder cumplir su rol como vehículo canalizador del financiamiento a los distintos participantes, ya sea el estado nacional, las grandes empresas, las pymes, como también a los particulares a través de créditos hipotecarios y prendarios y con instrumentos como los cheques de pago diferido o el pagaré bursátil.

-¿Cómo definirían a su misión como sociedad de bolsa? -Fernández Laya tiene como objetivo facilitar  la intermediación en el mercado de capitales, colaborando para que este sea cada día más amplio, sólido y con mayor liquidez, y que pueda cumplir con su verdadero objetivo, es decir, que las empresas puedan financiar sus proyectos productivos y los inversores  canalizar sus ahorros en estas alternativas de inversión obteniendo un buen rendimiento. 
-¿En qué tipo de transacciones se especializan y apuntan a posicionarse en el mercado? -Nos preparamos para participar y ser un actor activo de la transformación del mercado de capitales, desde tres aspectos: primero, ofreciéndole a los comitentes el 100% de los instrumentos que  se pueden operar en el mercado,  ya que negociamos productos listados en BYMA, cheques diferidos que se negocian en el ámbito del Mercado Argentino de Valores (M.A.V), muy requeridos por las pymes, y futuros en el Rofex, ya sean por operaciones de cobertura, trading o de inversión en monedas o comodities.

En segundo lugar, nos vamos a caracterizar por la inversión en adelantos tecnológicos, en programas, plataformas (la multimercado otorgada por Byma y el e-trader otorgado por Rofex) y sistemas propios que nos permiten ver y operar a los mercados con mayor eficiencia, teniendo una página de Internet interactiva de nivel internacional que permite al comitente auto-gestionar sus operaciones y ver valores de mercado en tiempo real.

Y el tercer aspecto es el profesionalismo de nuestra mesa operativa analizando, en especial, a la renta variable, lo cual nos permite ser selectivos a la hora de elegir papeles con valor, buscando las distintas oportunidades y arbitrajes que el mercado otorgue.
-¿Cuál es el diferencial que brindan para poder competir entre tantas sociedades de bolsa? -Nuestro asesoramiento incluye no solamente a la operatoria bursátil, sino que hay un departamento contable-jurídico que orienta y asesora sobre cómo afecta la renta financiera en las distintas operaciones bursátiles, e indica cómo beneficiase de algunos convenios multilaterales que el gobierno celebra con otros países y tiene gran importancia a la hora de calcular el rendimiento real de cada una de las inversiones. 
Además, por el compromiso que tenemos con nuestros clientes en materia de inversiones, las recomendaciones que hacemos las acompañamos con nuestras propias inversiones acompañándolos en el resultado que estas otorguen.

-¿Cómo puede impactar el año electoral en las inversiones? -Los años en que hay elecciones presidenciales implican asumir un riesgo que suele otorgar muy buenos beneficios, para eso la experiencia y el  profesionalismo en el análisis del mercado son un valor agregado. Entonces, al ser este un año con mucha volatilidad, recomendamos no quedarse afuera y participar identificando el perfil y el riesgo/beneficio que se desea asumir para aprovechar las oportunidades que se puedan presentar. Argentina en eso es muy diversa y permite tener altos rendimientos tanto en dólares como en pesos, en renta fija o variable.

-¿Qué recomendaciones puntuales de inversión están haciendo? -En renta fija en dólares hay opciones para los distintos perfiles de inversor, por ejemplo, las Letes en plazos cortos para inversores conservadores. En tanto, para un perfil moderado el Bonar 2020 (AO20) y el Bonar 2024 (AY24) resultan adecuados. Y para un inversor más agresivo podemos pensar en el Discount  o en un bono Par, que son a un plazo muy extenso. En renta fija en pesos, las Lecaps son recomendables para inversores conservadores, mientras que el PR15 y el TJ20 pueden ser adecuados para un perfil moderado. Y para un inversor  más agresivo los bonos que ajustan por CER, como el Discount en pesos (DICP) o el Cuasipar resultan atractivos. En renta variable privilegiamos acciones con buenos fundamentos, haciendo hincapié en el management, en papeles como BYMA, YPF, Banco Macro, Central Puerto, Cresud  y Ternium Argentina. Por supuesto hay opciones para reducir el riesgo argentino, como por ejemplo Tenaris, Petrobras (APBR) o los Cedears de empresas americanas.

-Estamos en un momento económico muy incierto, ¿qué perspectivas tienen? -Con respecto al momento actual del país, creemos que el Gobierno se va a focalizar  en bajar el déficit, contener  la inflación,  mantener el tipo de cambio, y fomentar las exportaciones para generar las divisas necesarias para cumplir con las obligaciones futuras. El sector agropecuario y el energético son los que pueden generar, en esta primera etapa, los mejores resultados. Y Vaca Muerta es una gran promesa de cara al futuro. Sin embrago, y a pesar del gran potencial que tenemos por delante, el riesgo político es el mayor enemigo de los mercados de riesgo. Es muy difícil plantear un escenario sin saber quién va a ser el que nos gobierne en los próximos cuatro años. Lo que sí es factible es preparar al mercado de capitales para que acompañe y pueda resolver las necesidades financieras futuras.-