Fernández en México: Se reunió con altos empresarios y pidió por inversiones.

Fernández en México: Se reunió con altos empresarios y pidió por inversiones.

El Presidente se vio con altos ejecutivos de Coca Cola Femsa, Ternium, Bimbo y otras. Pidió por inversiones.

“Hicimos lo que debimos hacer para atemperar la pandemia. Les pedimos que produzcan, ganen plata, den trabajo y paguen impuestos en la Argentina”. Esto se le escuchó decir ayer a Alberto Fernández a los ejecutivos de grandes grupos empresarios mexicanos que lo visitaron en el hotel Intercontinental, donde se aloja en su visita a Andrés Manuel López Obrador.

Aquí en este hotel del corazón del coqueto barrio de Polanco fue la reunión. Lo acompañaron el ministro de Economía, Martín Guzmán, el canciller Felipe Solá, la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca, además del secretario de Relaciones Económicas Internacionales, de la Cancillería, Jorge Neme, y el jefe de Gabinete de Exteriores, Guillermo Justo Chaves.

Armando Torrado, ejecutivo de Alsea, que en la Argentina maneja Burger King y Starbucks aseguró que la reunión fue muy positiva y sin reclamos, pero sí se plantearon los problemas que tienen. Los empresarios coincidieron en que quieren seguir en el país con sus negocios.

“Como saben desde hace tiempo Argentina tiene inflación del 40 por ciento, hay problemas con las importaciones de muchos productos y la exportación de otros productos. Pero, la verdad el presidente Fernández se mostró muy receptivo a todas las peticiones nuestras” y para luego señalar que la delegación argentina les contó lo que estaban haciendo.

Planteó una revision de cada sector como la del control de precios

El empresariado mexicano que fue recibido por el Presidente planteó que se vea la situación de cada sector como la del control de precios, de lo que habló el ejecutivo de Coca Cola.

El sector de autoservicios está preocupados por el control de precios.

Y el grupo Alsea, que recibió ATP, el subsidio que se dio para pagar sueldos en la pandemia, tiene expectativas que de ser necesario, recibirlo de nuevo. “La reunión fue muy positiva y el presidente está completamente enterado de cada una de las industrias, de los detalles. Conoce a México y a sus empresarios”, señaló Torrado.

Del otro lado, Guzmán y Todesca hicieron una exposición sobre las ayudas del Estado a las empresas durante la pandemia. Plantearon los objetivos que tienen y que el gobierno afirma tener muy claro, donde se busque “reducir la inflación de forma gradual y consistente”.

Ajuste es una palabra que no gusta en el discurso oficial cuando se les pregunta por ello. Guzmán tendrá una bilateral con el secretario de Hacienda, Hugo Herrera, su par en México, con quien abordará la cuestión de la deuda externa argentina. México fue una voz favorable para la Argentina en Washington y podría serlo también con la administración Biden.

Guzmán no abordó la cuestión del FMI en la charla de Alberto F. y los empresarios, pero aquí quedó en claro que el Gobierno trabaja para que el acuerdo cierre en mayo o cuando se pueda. No tienen apuro, dicen.

Relación comercial

Revertir la baja relación comercial de los últimos cinco años entre Argentina y México es uno de lo objetivos que busca Alberto Fernández en esta visita a López Obrador.

Ya en 2019, cuando vino a México siendo presidente electo, Alberto F. le dijo a AMLO que quería más inversiones mexicanas en la Argentina y revertir un déficit para nuestro país en la Balanza comercial bilateral que por entonces llegaba a más de US$ 831,2 millones.

Fernández se vio ayer con la cabeza del Grupo Carso, del magnate Carlos Slim quien está subvencionando la vacuna de AstraZeneca que producen en conjunto el laboratorio de Argentina MabXience y en México, Liomont. Hoy se verán con Slim padre. También se reunió con John Santa María, de Coca Cola Femsa; Rafael Pamías, de Bimbo; Máximo Vedoya, de Ternium (Techint); entre otros.

Jorge Neme en tanto, es el encargado de tentar a los mexicanos con servicios y bienes basados en la economía del conocimiento. Y lo que tiene que ver con maquinaria agrícola.

Fuente: Clarín