Fernández Covaro, de HSBC: “Antes se dejaban saldos sin utilizar, ahora buscan rentabilidad”

Los altos niveles de inflación y volatilidad económica generan cambios en los comportamientos de los clientes hacia una postura más cautelosa y no dejan nada librado al azar. Gonzalo Fernández Covaro, CFO de HSBC Argentina, habló con BANK MAGAZINE sobre este fenómeno, como la búsqueda de los usuarios de rentabilidad y los cambios en las ecuaciones de financiamiento para tratar de evitar las altas tasas de interés.

Por Mariano Jaimovich

-¿Qué particularidades están observando en los clientes en este momento en sus preferencias financieras? -En general se ve una baja demanda de crédito por las altas tasas de interés y por la incertidumbre que genera el año electoral, pero a la vez mucho interés de nuestros clientes en los diferentes productos de ahorro que ofrecemos ya sea plazos fijos o fondos comunes de inversión en pesos o dólares para ahorro u obtener rentabilidad de su flujo operativo.
-Aquellos que suelen tomar deuda para financiar sus consumos o productividad, ¿qué tipo de elecciones financieras tienen?
-La demanda de crédito en general ha caído en todos los segmentos. En el caso de empresas, la solicitud de financiamiento que existe es en pesos a corto plazo, las pymes aprovechan las líneas de tasas subsidiadas que hay, y aquellas compañías que por su naturaleza tienen ingresos en dólares se vuelcan por tomar deuda en dólares ya que su costo financiero es menor. En el caso de personas los productos habituales también tienen menor demanda.

-Y aquellos que ahorran en el sistema bancario, ¿qué están haciendo con sus ahorros?   -Vemos una apuesta de nuestros clientes tanto corporativos como personas físicas por los plazos fijos, que han subido considerablemente desde fines del año pasado aprovechando la suba de tasas. El plazo elegido mayormente es el de 30 días.

-¿Qué cambios están notando en los clientes sobre los movimientos de sus fondos? -Notamos que nuestros clientes tanto personas como empresas se han vuelto muy cuidadosos con sus fondos y están atentos a invertir sobrantes de fondos aunque sea por muy pocos días. Antes, algunos clientes dejaban saldos sin utilizar en sus cuentas vista (caja de ahorro o cuenta corriente) pero cada vez están más atentos en mover cualquier excedente a una inversión que les de rentabilidad. Para las inversiones de corto plazo suelen elegir los fondos comunes de inversión de alta liquidez.  

-¿Cómo influye la volatilidad del dólar en las colocaciones?
-La volatilidad del dólar puede tener un impacto en las colocaciones en pesos siempre que la expectativa de devaluación le gane a la tasa de interés. El nivel de tasas existente es lo que mitiga ese impacto.

-¿Cómo está impactando en el sistema el actual nivel elevado de las tasas de interés? -El principal impacto del nivel de tasas es la baja en la demanda de créditos.  

-En este sentido, ¿por qué sube más la tasa de los créditos y tarda más en subir en los plazos fijos? -En general, vemos que las tasas suben de forma relativamente pareja, aunque las tasas pasivas suelen demorar un poco más en ajustar, y en parte se debe a la alta liquidez imperante en el sistema. Hay que tener en cuenta que los plazos fijos tienen encaje que hace que no se pueda trasladar toda la suba de tasa al cliente.

-Hay un debate sobre la medida del Banco Central respecto a que los clientes puedan colocar su dinero a plazo fijo en otras entidades, ¿qué opina? -Creo que es bueno porque aumenta la competencia en el sistema financiero y le da al cliente más opciones de inversión de sus fondos. Depende de cada organización ofrecer tasas competitivas para atraer o mantener sus depósitos.

-¿Qué evaluación realiza de la liquidez del sistema? -El sistema financiero cuenta con una liquidez muy alta generada por el prudente manejo de la misma en general, y este año particularmente aumentada por el incremento de los depósitos y la baja demanda de préstamos.  

-¿De qué manera los impacta el aumento de la mora en el sistema? -Si bien hemos visto algún incremento de mora en nuestra cartera de personas físicas, la misma sigue siendo baja en comparación con otros mercados y es totalmente controlable.

-¿Qué objetivos se propusieron a cumplir este año? -Uno de los objetivos para este año fue seguir creciendo en nuestros negocios de banca retail, corporativa y de mercados con las particularidades y desafíos que cada segmento tiene por delante. También estamos enfocados en seguir invirtiendo en tecnología para continuar mejorando nuestras plataformas digitales que generan más eficiencia y hacen más simple la interacción de nuestros clientes con el banco. Asimismo, consideramos muy importante enfocarnos en proteger nuestro balance en un período con alta volatilidad pero siempre acompañando y estando cerca de nuestros clientes en las distintas necesidades o coyunturas que atraviesen.

-El mercado bancario es cada vez más competitivo, ¿en qué aspectos están haciendo foco para diferenciarse del resto del sector? -Ante la alta competitividad nuestro enfoque se basa en el servicio al cliente, en estar cerca de ellos para saber qué necesitan y qué etapa están atravesando para ofrecerles la mejor solución y los canales digitales apropiados que le hagan más fácil y eficiente la interacción a los clientes con nosotros.

-¿Cómo estima que el Banco Central se manejará con los encajes? -El nivel actual de encaje es consecuente con la política monetaria que lleva adelante el Banco Central. Estimo que a medida que vaya bajando la inflación, aumente la actividad y se estabilice el mercado cambiario los encajes comenzarán a bajar.

-¿Cómo definiría el momento actual de Argentina?
-Es un año de alta volatilidad generada por la incertidumbre política que genera el proceso electoral y por las variables económicas como inflación y crecimiento de la actividad que están en un camino de transición, pero todavía no terminan de mejorar. Es muy importante lograr una estabilidad que permita una baja de tasas, que será en beneficio de toda la economía.-