Estados Unidos actúa en la OMC contra Emergentes

Estados Unidos colocó otra pieza en el tablero de la reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC) con una propuesta que excluye a Brasil, China, India y otros países emergentes de “trato especial y diferenciado” en las negociaciones comerciales.

Washington propuso cuatro criterios para determinar qué países no pueden beneficiarse de plazos mayores y condiciones menos gravosas en las negociaciones comerciales: si son miembros de la OCDE; si son miembros del G-20; si son clasificados como de “altos ingresos” por el Banco Mundial; o se hacen más del 0,5% del comercio mundial.

Todos los emergentes se incluyen en estos criterios. Lo que está en juego son los contornos de la reforma del sistema multilateral.

Sin sorpresa, China respondió muy a contra los estadounidenses, dejando pistas de un nuevo enfrentamiento la semana que viene en una reunión en la OMC. Washington vuelve con la idea de “graduación”, proponiendo cuatro criterios para determinar qué países perderían el beneficio de plazos mayores y condiciones más ventajosas para implementar reglas acertadas en las negociaciones.

La propuesta estadounidense establece que miembros de la OMC no pueden tener trato especial si son miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) o los candidatos a entrar en la entidad; si son miembros del G-20; si son clasificados como países de “altos ingresos” por el Banco Mundial; y se hacen más del 0,5% del comercio mundial de mercancías. Washington no menciona países específicamente. Pero basta con aplicar los criterios para constatar la exclusión de Argentina, Brasil, China, India, Indonesia, México, Turquía, Arabia Saudí, Sudáfrica y Corea del Sur.

También entrarían en la lista Chile, Brunéi, Egipto, Hong Kong, Israel, Kuwait, Malasia, Nigeria, Filipinas, Qatar, Singapur, Taiwán, Tailandia, Emiratos Árabes Unidos y Vietnam. Estados Unidos no deja de usar el ejemplo de China e India, que se autoproclaman países en desarrollo para, según Washington, obtener ventajas y escapar de la aplicación total de las reglas negociadas en la OMC.

La primera respuesta vino en conjunto de China, India, Sudáfrica y Venezuela esta semana. Estos países señalan que el debate no puede ser sólo sobre el valor del Producto Interno Bruto (PIB), sino por indicador per cápita. Basta ver que el PIB por capital de EEUU, Australia, Canadá y la Unión Europea va de US $ 33 mil a casi 60 mil dólares. En el caso de China, India y Brasil se encuentra por debajo de los 10.000 dólares.

Con información de Valor Económico