Entre versiones de nuevas salidas, el Presidente le habló a sus ministros: «Después de la Ley de Bases, queda bajo análisis todo el Gabinete»

Entre versiones de nuevas salidas, el Presidente le habló a sus ministros: «Después de la Ley de Bases, queda bajo análisis todo el Gabinete»

Mientras en la Casa Rosada crece con fuerza la versión de una posible salida del jefe de Gabinete Nicolás Posse, el presidente Javier Milei les dejó en las últimas horas un mensaje de advertencia a sus ministros. Anticipándose a un potencial nuevo fracaso parlamentario, aseguró que todos los funcionarios serán sometidos a una revisión de resultados cuando finalice el debate de la Ley de Bases en el Congreso, que volvió a trabarse en el Senado.

El miércoles por la noche, la ausencia de Posse en la presentación del libro de Milei en el Luna Park alimentó los rumores y volvió a poner el foco de atención en las tensiones que atraviesan al Ejecutivo: al oficialismo le sigue costando que las reformas estructurales que promueve el mandatario avancen en el terreno político. El vocero presidencial, Manuel Adorni, en su habitual conferencia de prensa, negó la renuncia y afirmó que de ocurrir alguna modificación en el organigrama de colaboradores se informaría de manera oficial. El jefe de Gabinete se presentó este jueves en la Casa Rosada y encabezó la reunión de ministros semanal sin la presencia de Milei ni de la secretaria general de la Presidencial, Karina Milei.

Horas más tarde, el mandatario libertario dio una entrevista en la que fue consultado específicamente por la situación de Posse. «Cuando uno gestiona tiene hitos. Nuestro primer hito de gestión terminaría con el desenlace de la Ley Bases. Puede salir bien o puede salir que no sale. Esa situación va a llevar a que, marcado ese hito, nosotros tenemos que hacer toda una evaluación de resultados. Queda bajo análisis todo el Gabinete. No Posse solo, quedan todos los ministros bajo análisis», advirtió, en declaraciones al canal LN+, y dejó en claro que, sea cual sea el resultado, habrá cambios.

Incluso, Milei ya adelantó un primer nombre. «Una vez que revisa todo, encuentra cuál es el escenario. Pongamos que sale Bases, culminamos una primera parte de las reformas estructurales, tenemos que ir a la segunda parte… entra Federico Sturzenegger como ministro. Es un caso de 2 mas 2 es cuatro», anticipó, refiriéndose a su asesor y uno de los principales cerebros detrás de la reforma del Estado, incluido el mega DNU presidencial de fin de año.

Milei volvió a dejar en claro así que la Ley de Bases y el paquete fiscal constituyen una clave para sus planes de gobierno y, de hecho, la necesidad de señales de «sostenibilidad política» es un planteo reiterado que recibe el gobierno de parte de empresarios e inversores. Pero el Presidente también se encargó de vincular las recientes señales de intranquilidad financiera y el salto del dólar a la demora en la sanción de los paquetes de reformas, que en el Congreso vienen negociando Posse y el ministro del Interior, Guillermo Francos.

«No es una corrida porque el Banco Central tendría que estar vendiendo dólares y hoy está comprando. Antes había un problema de atraso y ahora de corrida. Es verdad que se deprecia el valor del peso, pero hay que mirar lo que está sucediendo», afirmó el mandatario y agregó: «La mirada correcta es que en el mercado había una euforia sobre la Ley Bases y el empantanamiento que se genera en Senado hizo que el precio de los bonos cayeran y el riego país subió».

“No nos preocupa porque no vamos a ceder el equilibrio fiscal. Morimos con la botas puestas. ¿Me puede generar un contratiempo? Sí”, admitió Milei. El Ejecutivo sigue revisando los planteos de modificación que hicieron los distintos bloques de la oposición dialoguista. Las comisiones del Senado retomarán el debate de la Ley Bases y el paquete fiscal a mediados de la semana que viene.