En Wall Street, el anuncio de CFK suma incertidumbre

La decisión de Cristina Fernández de Kirchner causó sorpresa en Wall Street y en los círculos de analistas que siguen de cerca la política argentina en Washington.

“En Argentina no hay un día normal”, se resigna un experto en Finanzas, mientras existe incertidumbre sobre si la jugada política –que algunos calificaron de “muy inteligente”– servirá para reunificar al peronismo o para frenar las “posiciones populistas” de CFK.

Por su parte, Benjamin Gedan, director del programa Argentina Project, del Wilson Center, que ha invitado a varios candidatos a que expongan en Washington, dijo que “cuanto más bajo el perfil de Cristina, más tranquila está la Casa Blanca y los inversores en el exterior. Hay recuerdos más positivos de la época de Néstor y Alberto Fernández que de los años de Cristina”.

Gedan sabe de qué habla ya que fue funcionario del gobierno de Barack Obama para la región en el National Security Council y el Departamento de Estado mientras en la Argentina gobernaba primero Néstor y luego CFK. Agregó que “incluso los que no recuerdan la candidatura de Cámpora saben que Cristina piensa tener bastante poder. Y Fernández no es conocido como una figura que querría o podría moderar las posiciones populistas de Cristina”.

Alberto Bernal, estratega en jefe de mercados emergentes de XP Securities, dijo a Clarin que “Cristina Fernández sabe que su imagen negativa es muy alta y esto la iba a afectar en el ballotage. Muy pocas personas son las que creen que Cristina no sea la que va a mandar. Si Cristina va segunda, Alberto Fernández será una especie de títere”.

Sobre el posible impacto en Wall Street, Bernal señaló que “sinceramente, todavía estoy debatiendo si esto es bueno o malo para los mercados. Lo que puedo decir es que en el caso de Brasil se probó con Hadad y Lula y Hadad era el títere de Lula y no logró transferir todos los votos”.

El experto agrega que “hay mucha incertidumbre si el Partido Justicialista va a ir unido o no. Yo creo que esto todavía no es claro, pero como siempre en Argentina no hay un día normal”. “Creo que los argentinos, a pesar de que no están conformes con lo que están viendo bajo el gobierno de Macri y quieren un cambio, va a ser muy difícil que vean a Alberto Fernández como un cambio porque va con Cristina y entonces el voto anti K se va a mantener”, señaló.

Clarín