En una rueda marcada por la volatilidad, el Merval cortó la racha negativa

El S&P Merval arrancó en alza, pasó a terreno negativo y luego volvió a operar en positivo. De esta manera, culminó la rueda con una suba del 2.6% en los 33.189 puntos, aunque permanece casi un 12% por debajo de su pico de febrero.

Como dato, operó en papeles un volumen de $1.127 millones, monto ampliamente por encima del promedio diario de las últimas semanas.

Los papeles de YPFD (+7.9%), TGNO4 (+6.3%), PAMP (+5.8%), APBR (+5.1%) y TGSU2 (+5%) encabezaron las subas, versus los de BYMA (-2.2%), VALO (-1.3%), TXAR (-1.1%), CVH (-1%), MIRG (-1%) y TRAN (-0.2%), que operaban en rojo.

Terreno corporativo

El S&P Merval inicia la temporada de balances y hoy fue el turno del Grupo Financiero Galicia (GGAL). Luego de la abrupta caída de ayer (-7.4%), los buenos resultados del último trimestre del año impulsaron al papel que cerró $ 109.3 (+0.5%).

En cifras, el resultado neto del ejercicio 2018 alcanzó los $14.427 millones, o $10.11 por acción. Si miramos el resultado trimestral, el mismo finalizó en $4.428 millones (a raíz de $3.10 por papel), si bien salió por debajo de las expectativas del mercado fue muy superior (+55%) a los $2.851 millones registrados en el cuarto trimestre de 2017.

Refiriéndonos a la renta fija en dólares, los bonos finalizaron con totalidad de rojos de hasta 3.5% (PARA), en una rueda donde el riesgo país (EMBI) saltaba 26 puntos básicos hasta un máximo en el año en los 783 puntos.

De esta forma, los rendimientos se ubicaron entre el 4.9-14% anual con durations de hasta 10 años. Mientras tanto, los bonos en pesos -tanto los indexados por CER como los Badlar- finalizaron entre neutros y negativos de hasta 1.3% (AA22).

Datos económicos

El INDEC dio a conocer que la producción de energía bajó 7.6% interanual en el 4° trimestre 2018.

El índice de la serie desestacionalizada presentó una baja de 4,6%, y el índice de la serie tendencia-ciclo registró una variación negativa de 3,2%, respecto al trimestre anterior.

A su vez, la producción de biodiesel cayó 42.1% interanual, y la de bioetanol 1.4%. La autogeneración eléctrica subió 12%, y la cogeneración, 7.7%.