En medio de la turbulencia cambiaria, el Gobierno suma señales para tratar de retomar la agenda

En medio de la turbulencia cambiaria, el Gobierno suma señales para tratar de retomar la agenda

Mientras los mercados siguen dando muestras de nerviosismo y los dólares continúan su tendencia alcista tras las medidas monetarias preanunciadas por el Gobierno luego de la sanción de la Ley Bases, el Ejecutivo, que prepara el terreno para la firma del postergado pacto político nacional, acumuló en las últimas horas una serie de señales tendientes a mostrar control de gestión, en un intento por retomar la iniciativa y el manejo de la agenda pública.

El presidente Javier Milei encabezó el martes la primera reunión de gabinete al inicio de lo que el propio Ejecutivo llama segunda etapa de la gestión, lanzada luego de que fueran sancionadas por el Congreso los paquetes de reformas impulsadas por el oficialismo.

El mandatario analizó la fuerte reacción de los mercados junto a su equipo político, comandado por el jefe de ministros Guillermo Francos, y económico, liderado por Luis Caputo. Según hicieron trascender fuentes oficiales, el titular de Hacienda les trasmitió a sus pares que la volatilidad cambiaria se mantiene por el momento dentro de lo previsible.

A la reunión de Gabinete también asistieron la vicepresidenta y titular del Senado, Victoria Villarruel, y el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menen, quienes además, en una «exhibición» del principal trofeo político del Gobierno desde el inicio de la gestión, entregaron simbólicamente a Francos los textos finales de la Ley de Bases y la reforma fiscal.

Horas más tarde, el jefe de Gabinete, el ministro de Economía y la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, recibieron en distintos encuentros en la Casa Rosada a media docena de gobernadores, la mayoría de los cuales se comprometieron a firmar el pacto político que originalmente el Presidente llamó «Pacto de Mayo«, pero fue postergado por las demoras en la sanción de las primeras dos leyes impulsadas por el Ejecutivo.

De las reuniones en la Rosada participaron los mandatarios aliados de Tucumán, Osvaldo Jaldo; de Salta, Gustavo Sáenz; de Catamarca, Raúl Jalil, y de Córdoba, Martín Llaryora. Pero Francos también recibió a gobernadores muy críticos de la gestión libertaria, como el de La Rioja, Ricardo Quintela y el de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.

Milei estará el próximo lunes 8 de julio en Tucumán para encabezar una vigilia del Día de la Independencia. Para esa noche, el Presidente convocó a mandatarios provinciales, ex presidentes, legisladores, empresarios y a otros sectores de la vida pública nacional para la firma de los 10 puntos básicos de consenso con los que el libertario busca dar una muestra de respaldo amplio, en una señal que va más allá de las fronteras de la política local.