En el mes de septiembre, ninguna empresa colocó ON

En septiembre no se hizo ninguna colocación de obligaciones negociables (ON) de empresas en el mercado de capitales, algo que no sucedía desde 2010, según First Capital Group.

La consultora además, indicó en su último informe, que el financiamiento privado se contrae a mínimos en 15 años.

“Devaluación y estanflación, una combinación explosiva que continúa afectando al financiamiento en el sector privado”, señala el informe

Las emisiones del mes, con una tasa promedio de corte de 110%, se canalizaron únicamente vía fideicomisos financieros: se colocaron nueve series, 70% de las emisiones con una duración inferior a cinco meses y el resto inferior a 10 meses.

La tasa de corte promedio para los bonos senior en pesos trepó al 110%, marcando un récord en la última década.

En el acumulado total anual en el mercado de capitales se colocó el equivalente a US$2650 millones, 53% por debajo del año anterior.

Los créditos bancarios

Los préstamos bancarios al sector privado, medidos al finalizar septiembre como porcentaje de PBI se contrajo a mínimos de hace 15 años, misma caída que mostró el financiamiento en el mercado de capitales.

Ante un escenario en donde se aceleró la inflación por encima del 54% anual, los préstamos en pesos finalizaron en septiembre en $ 1.675,4 millones, lo que representa una evolución interanual de apenas 4,8%, mientras que los préstamos nominados en moneda extranjera disminuyeron 16% respecto al mismo período del año anterior en términos nominales.

Dentro del segmento de los préstamos bancarios, si bien todas las modalidades de crédito crecieron por debajo de la inflación, los adelantos en cuenta corriente fueron los más utilizados por las empresas que crecieron 21,4% en términos interanuales, pagando las tasas más altas en el mercado en el orden del 80% promedio.

En el segmento de las familias, las principales líneas de financiamiento continuaron siendo las tarjetas de crédito que crecieron 28% en términos interanuales mientras que los préstamos personales se derrumbaron 3,5% respecto de igual período del año anterior, pagando en ambos casos tasas nominales anuales en el orden del 80%.

Con información de La Nación