Empresarios proyectan que sus ventas caerán entre el 20% y el 50% en 2020

Así se desprende de un informe del IAE Busines School, escuela de negocios de la Universidad Austral. El 72% de los empresarios consultados dijo no creer que las medidas económicas tomadas por el gobierno nacional sean suficientes para atenuar el impacto negativo de esta crisis

El impacto de la pandemia de coronavirus sobre el comercio y el empleo comienza a tomar dimensiones considerables que preocupan a empresarios y al propio Gobierno. En ese contexto, el IAE Business School realizó un sondeo entre empresarios sobre cuáles son sus perspectivas de cara al impacto que la crisis provocada por el Covid-19 tendrá en sus negocios: el 40% de los consultados proyectaron una caída de sus ventas de entre el 20% y el 50% para 2020.

Al preguntarles sobre las diferentes iniciativas que puede tomar una compañía para afrontar la crisis provocada por el Coronavirus, solo el 37% considero que el equipo directivo de su empresa hizo una alta ponderación del impacto de esas medidas a largo plazo, el 51% considero que la ponderación realizada por su equipo directivo fue media, y el 12% baja.

Al respecto, Roberto Vassolo, profesor del IAE y quien lideró el sondeo, indicó: “Los datos muestran que tenemos una enorme dificultad para iluminar nuestras iniciativas de corto plazo con un debate sobre el impacto que las mismas tendrán en el largo plazo. Un 63% de las empresas está tomando sus medidas de corto sin detenerse concienzudamente a evaluar el impacto de largo plazo de las mismas. Es importante recordar que es mejor tener un plan con un escenario futuro inexacto que no tener ningún plan”.

Consultados sobre qué iniciativas están evaluando tomar en las empresas a las que pertenecen, la mayoría de los empresarios mencionó ajustes a su producto/servicio y en los costos no laborales.

“Observamos un buen balance en las iniciativas, atacando tanto la venta como los costos. Un 55% de las empresas está ajustando su producto y un 67% ajustando los costos no laborales. El riesgo que vemos, al haber poco foco en el largo plazo, es que en este proceso se estén destruyendo activos importantes como la marca y procesos organizacionales centrales”, advirtió Vassolo.

En tanto, el 72% de los empresarios consultados dijo que no cree que las medidas económicas tomadas por el gobierno nacional sean suficientes para atenuar el impacto negativo de esta crisis en la coyuntura económica.

 Un 55% de las empresas está ajustando su producto y un 67% ajustando los costos no laborales

¿Qué le piden al gobierno? A la cabeza de los reclamos está la necesidad de disminuir los aportes patronales para afrontar el pago de salarios. En ese punto coincidieron un 45% de las empresas.

El empleo como prioridad ante la crisis

Las entidades empresariales que nuclean a distintos sectores productivos manifestaron este lunes la prioridad de sostener el empleo de cara a la actual coyuntura que suma una crisis económica de largo arrastre y el impacto de la pandemia de coronavirus.

No obstante, reclamaron la asistencia del Estado y de las entidades bancarias para sostener sus actividades.

La expresión de las entidades se producen en momentos en que la empresa Techint anunció el despido de 1.450 trabajadores -desde hoy en suspenso por la conciliación obligatoria de 15 días dispuesta por el Ministerio de Trabajo- y el pedido del presidente Alberto Fernández a las empresas de “ganar un poco menos” y aportar al mantenimiento de las fuentes de empleo.

En una declaración conjunta, la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba), la Confederación Económica de la provincia de Buenos Aires (Cepba), y la Asociación de Industriales de Buenos Aires (Adiba), plantearon que las pymes no pueden “afrontar el pago de los sueldos de los trabajadores a raíz del parate de la producción”.

“Al igual que la industria y el comercio, todas las entidades financieras deben realizar su mayor esfuerzo para que cada empresa pueda cumplir con sus obligaciones”, plantearon las entidades al solicitar “que flexibilicen provisoriamente los parámetros con los que son clasificados los deudores bancarios, la efectiva suspensión del cierre de cuentas bancarias y la postergación del vencimiento de financiaciones”.

Por su parte, el presidente de presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Iván Szczech, dijo que el sector está “trabajando intensamente con el gobierno y el gremio para buscar las herramientas que permitan afrontar el pago de sueldos en este contexto tan desafiante”.

 La Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba), la Confederación Económica de la provincia de Buenos Aires (Cepba), y la Asociación de Industriales de Buenos Aires (Adiba), plantearon que las pymes no pueden afrontar el pago de los sueldos de los trabajadores a raíz del parate de la producción

“Para las empresas de la construcción, para las cuales la crisis del Covid-19 se sumó a la que arrastra desde hace dos años, en este momento poder sostener el empleo es la prioridad”, aseveró el nuevo titular de Camarco.

En tanto, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Gerardo Díaz Beltrán, aseveró que “si hay un sector que soporta estoicamente este proceso es el de las pymes, las que al término de este aislamiento van a dejar de facturar $250.000 millones y que hoy tiene tres millones de personas sin trabajar a los que tendrá que pagarle los sueldos”.

Por último, Industriales Pymes Argentinos (IPA) asumió “la voluntad y el esfuerzo de no despedir personal de sus fábricas” a la vez que propusieron un “shock de medidas que maximicen los beneficios de las decisiones oficiales con un respaldo a las pymes para que garanticen el pago de salarios, se mantenga el consumo esencial y aseguren la vitalidad del sistema productivo”.

El IPA pidió créditos a tasa del 0%, con devolución en 24 meses y 90 días de gracia desde la finalización de la cuarentena, con el objetivo de destinarlo al pago de salarios y a capital de trabajo que solventen los cheques emitidos, una medida busca evitar la ruptura de la cadena de pagos.

Fuente: Infobae