Emergentes tuvieron entradas por $ 22.5 mil millones en octubre, según IIF

Los flujos de cartera a los mercados emergentes fueron positivos en $ 22.5 mil millones en octubre. De este total, $ 1.2 mil millones se refieren a las entradas del mercado de valores, mientras que para los bonos hubo un saldo positivo de $ 21.3 mil millones, según el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).

“Las tensiones comerciales actuales y la incertidumbre resultante han impactado significativamente los flujos financieros, pero la interrupción en las cadenas de suministro mundiales sigue siendo limitada. Esta recuperación se explica directamente por la ‘tregua’ en el conflicto comercial ”, dice el IIF, refiriéndose al avance en las conversaciones entre Estados Unidos y China.

Según el consorcio de bancos, es notable que la relajación monetaria promovida por la Reserva Federal (Fed) no haya impulsado las monedas emergentes, como se ha visto en el pasado. “Creemos que una resaca de asignación en los mercados emergentes, un reflejo de una década de fuertes flujos, gracias a las políticas acomodaticias del G-3, continúa desempeñando un papel importante”.

En el informe, el IIF afirma que si bien ve el “vaso medio lleno” para la economía global, la persistente debilidad de las monedas emergentes es preocupante. Los analistas explican que hay muchos factores diferentes para explicar esto, como las incertidumbres geopolíticas, los precios frágiles de los productos básicos y las dificultades idiosincrásicas, pero que el denominador común es que los flujos emergentes han sido sucesivamente débiles, incluso con algunos catalizadores positivos.

En el mes de octubre, en el segmento de renta variable, las entradas se concentraron en China (2.700 millones de dólares), y los otros mercados emergentes salieron de 1.500 millones de dólares.

En el mercado de bonos, Asia recibió $ 11.7 mil millones; América Latina registró entradas de US $ 3.9 mil millones; Europa tuvo un saldo positivo de $ 2,1 mil millones; y la región de África y Medio Oriente totalizaron US $ 3.6 mil millones.

El instituto también calcula una medida más amplia de los flujos de capital emergentes, que incluye la banca y la inversión extranjera directa (IED). En este caso, los datos son de septiembre, cuando los flujos fueron negativos en $ 31.4 mil millones. Los productos se concentraron en China ($ 17.3 mil millones), Arabia Saudita ($ 10.0 mil millones), Corea del Sur ($ 6.5 mil millones) y Brasil ($ 4.7 mil millones).

Las entradas más grandes se observaron en Polonia ($ 3.8 mil millones), Indonesia ($ 3.5 mil millones) y Colombia ($ 1.9 mil millones).