El verdadero y oculto, costo financiero argentino

Por Hernan Muzio

Tras la fuerte devaluación sufrida recientemente, aparecieron numerosos working  papers , hablando de costo por hora de un trabajador chino y el de uno argentino.

Y los números aparentemente daban igual. Uno puede empezar a hilar más fino y ver los costos laborales que son fácilmente cuantificables, como por ejemplo la cantidad de días feriados, y los APORTE y contribuciones.

Pero siguen existiendo infinidad de costos, que solamente los puede ver un empresario que trabaja acá.

Costos laborales gigantes, ya es conocido por trabajadores y empleadores las famosas licencias psiquiátricas, cualquiera tiene un “psiquiatra amigo“ que por un honorario te hace un certificado por estrés y  “ couchea “ al trabajador , diciéndole que medicamentos toma y que síntomas tiene. Con este ardid el empleado puede fácilmente faltar hasta 6 meses con pleno goce de sueldo. Como este ejemplo hay infinidad más a nivel laboral.

Hay otros costos también, los costos derivados de la “rosca sindical”.

Todos sabemos de los piquetes organizados por algún sindicato en la puerta de una fábrica, impidiendo el ingreso y egreso de camiones, quedando la producción parada por una semana, por un sindicato que quiere tener más afiliados.

Ni hablar de los trabajadores que pasan de empresa en empresa haciendo juicio por cualquier cosa. Siempre acá, con un buen abogado, algo se puede inventar. A modo de ejemplo, un trabajador fuera de convenio se puede considerar despedido por no contar con los beneficios de los sindicalizados. Creo que todos recordamos los empleados de la boletería del Subte que hacían juicios a la ART por considerar tener tendinitis en la muñeca cuando se implementó la recarga de sube en las boleterías del SUBTE.

Pero no todo es culpa de sindicato y trabajadores, también la culpa la tiene el estado (nacional , provincial, municipal ) por las numerosas y poco útiles de regulaciones que se instrumentan.

A más de uno le paso, (o tuvo un amigo o un conocido que le paso) el famoso tema del Gas. Capaz que algún vecino sintió olor a gas, y tuvo la idea de llamar a metrogas. Resultado, la empresa corta todo el suministro y lo rehabilita luego de 5 inspecciones que siempre hay que terminar “arreglando”, siempre falta un detalle. Desde el tamaño de la rejilla obligatoria, hasta el largo de la chimenea que tiene que estar a “los cuatro vientos “. Está todo hecho para que uno termine “arreglando”. Uno quiere poner una simple estufa y pareciera que está instalando una central Nuclear.

Y si uno tiene una fábrica, que depende de los servicios del luz y gas para operar, acá siempre , puede existir un imprevisto y se puede cortar el servicio por una semana (los famosos cortes programados de gas en invierno a la industria).

También, en esta Argentina, es imposible planificar de acá a 3 meses. De la galera te sacan un impuesto nuevo. Bienes Personales, que supuestamente lo sacaban, lo ponen de nuevo, de igual forma con las retenciones al campo y los famosos 4 Pesos.

Y lo principal, acá nadie sabe el valor del dólar a un mes, ni hablar el valor del mismo en ENERO del 2020. Tampoco si tendremos un nuevo Default o No.

Todos estos costos “La mano invisible del mercado “(Que en mi opinión,  no es precisamente la mano , es la “ P… invisible del mercado”  , dado que todos se quieren C.. Entre si) ya los tienen asumidos por eso no aparece la plata y las tan esperadas inversiones.