El riesgo de volatilidad persiste en los mercados con un dolar en baja

El dólar blue y las divisas financieras alternativas –contado con liquidación (CCL) y MEP– aflojaron esta semana la tensión por la combinación de mejores expectativas del mercado de que se llegue a un acuerdo entre el Gobierno y los acreedores por la deuda y el efecto de la artillería de medidas regulatorias que adoptó recientemente el Banco Central (BCRA). Los tres dólares cerraron con bajas significativas en relación con la semana anterior, cuando habían alcanzado valores récord.

El blue finalizó ayer en $ 126, lo que implica un descenso semanal de $ 12, en tanto el CCL culminó en $ 113,92, es decir una merma de $ 7,40 en la semana, y el MEP registró una disminución de $ 8,40 al quedar en $ 109,53.

El dólar minorista para la venta se ubicó en $ 70,58, un alza semanal de 53 centavos, y en el segmento mayorista culminó en $ 68,18, con un ascenso de 45 centavos. El BCRA volvió a vender divisas según cálculos del mercado, en la semana vendió unos US$ 310 millones, lo que afecta las reservas, que exhiben el nivel más bajo de los últimos tres años.

Diego Martínez Burzaco, economista de Inversor Global, planteó que “se descomprimió la tensión cambiaria de corto plazo porque hay más probabilidad de acuerdo por la deuda”…“a pesar del default, el hecho de que la fecha de extensión del canje sea corta aumenta la expectativa de cerrar un acuerdo rápido, por eso el mercado reaccionó así, aunque lógicamente será clave la semana que viene”.

Por su parte, el analista Gustavo Ber coincidió en que “continúan desinflándose las brechas de los dólares financieros porque crece la expectativa de que pueda cerrarse la diferencia actual con los acreedores”. No obstante, dijo que los operadores “siguen atentos a la dinámica de los agregados monetarios, ya que el continuo drenaje de reservas no resulta sustentable”.

Fuente: Perfil