El Presupuesto 2019 y el Acuerdo con el FMI, en la agenda de la semana

Si bien la semana comienza sin sobresaltos, el clima de negocios no es relajado. La estabilidad del tipo de cambio impulsada por el nuevo esquema monetario del Banco Central ofrece cierta calma, que termina cuando se enfocan las preocupaciones económicas, con indicadores poco alicientes en el día a día, y cierta apatía de los inversores; “los activos locales no percibieron el rebote esperado y todavía buscan más”, consignan las mesas.

Esta semana el Gobierno espera que el Fondo Monetario Internacional dé la aprobación definitiva al nuevo acuerdo, lo que ocurriría el viernes 26. Una vez que el Directorio del FMI selle el acuerdo, Argentina recibiría fondos por USD 35.400 millones hasta fines de 2019. En una primera fase se desembolsarían cerca de USD 13.400 millones a principios de noviembre. Un dato que despeja cualquier duda sobre las posibilidades de un default de corto plazo, y se suma como señal adicional para generar confianza en los inversores.

El mercado también estará atento a las negociaciones por el Presupuesto Nacional para el año que viene. Ya se habla que el Gobierno tendría el voto de la mayoría de las provincias. A cambio tendría que soportar un mayor nivel de gasto, que se financiaría con las subas de impuestos que vimos la semana pasada (bienes personales).”Por el momento, vemos muy difícil que la oposición no permita la probación del Presupuesto, representaría un enorme costo político para la oposición, mientras que de aprobarse, el oficialismo ya de por sí cargaría con el peso político del ajuste” consigna un informe de Portfolio Personal (PPI)

En lo económico, lo más importante de la semana será el EMAE de agosto. Si bien el mercado descuenta que no habrá cambios abruptos de la tendencia del último mes, dado que la economía seguirá contrayéndose en el tercer trimestre del año, aunque a un ritmo más leve que el del segundo trimestre. El mes pasado, la actividad económica había experimentado una caída del 2,7%. Además, hace pocos días, el FMI revisó a la baja sus proyecciones de crecimiento económico. En su informe, el organismo prevé un descenso del 2,6% para este año. Además, un día antes, el INDEC publicará las cifras de consumo masivo de agosto: en síntesis, presentan los informes de ventas de supermercados y centros de compra.