Molesto por la falta de la “ley pandemia”, el Presidente debió firmar otro DNU

Molesto por la falta de la “ley pandemia”, el Presidente debió firmar otro DNU

“Estamos llegando a un punto donde esperaba que una ley resolviera, pero debemos esperar una semana más. Espero que la semana que viene puede ser tratada y nos pongamos de acuerdo en cómo tenemos que actuar frente al riesgo. Mientras tanto, seguiremos prorrogando la decisión que ya tomamos”: así anunció Alberto Fernández que firmaría un Decreto de Necesidad y Urgencia para establecer la continuidad de restricciones frente al coronavirus.

El Presidente venía apostando a la sanción de la “ley pandemia” para evitar otro decreto, pero el oficialismo no logró reunir el número necesario en Diputados y el proyecto quedó para los próximos quince días. No hubo siquiera un intento serio de buscar un acuerdo con la principal fuerza de oposición, Juntos por el Cambio, en medio de una disputa política en ascenso.

El proyecto en cuestión repite con algunos agregados los últimos DNU con disposiciones para hacer frente a la pandemia. El nudo son los puntos -no sólo el intento de suspender las clases provinciales- que según JxC vulnerarían potestades provinciales para cederlas al Ejecutivo Nacional. Horacio Rodríguez Larreta rechazó ese aspecto de los decretos y llevó el tema a la Corte Suprema, que falló a favor del planteo porteño y ratificó la autonomía de la Ciudad.

El proyecto, de hecho, también representa un mensaje al máximo tribunal. Desde el punto de vista jurídico, en base a los mecanismos constitucionales sobre equilibrios de los poderes, cualquier ley puede ser declarada inconstitucional. Un enorme consenso podría disimular el tema políticamente, pero forzada por el oficialismo casi en soledad, la ley sería judicializada de inmediato.

Finalmente, con la confirmación de que el Presidente prorrogaría los criterios de los últimos DNU, la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires anunciaron que flexibilizarían las medidas desde este fin de semana.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, confirmó la continuidad de la presencialidad en las escuelas y avanzó con una mayor apertura de la actividad comercial. Los restaurantes y bares podrán volver a funcionar hasta las 23, con atención al público al aire libre. Desde la semana que viene también reabrirán los shoppings, los cines y los teatros. También se ampliaron los horarios de circulación hasta la medianoche.

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, también dio una sorpresa: las clases presenciales regresarán al suelo bonaerense desde el próximo miércoles. El Ejecutivo provincial asegura que la mayoría de los partidos del conurbano quedarán fuera de la situación de “alarma epidemiológica” (el estado de mayor restricciones). También avanzará este fin de semana con la ampliación de los horarios para la circulación y la actividad gastronómica y comercial.