El Palacio Sans Soucí, gloria al glamour centenario

En 1911, los hermanos Carlos María, Josefina y Elisa de Alvear, casados con Mercedes Elortondo, Matías Errázuriz y Ernesto Bosch respectivamente, viajaron a París, Francia, en busca de quien diseñara sus residencias. Los tres matrimonios eligieron al arquitecto de moda: René Sergent, considerado el mejor de la época en estilo neoclásico y versallesco.

El Palacio Sans Souci, perteneciente a Carlos María de Alvear y su familia, fue el último de los 3 proyectos en diseñarse. En adhesión al 100º aniversario de su inauguración, la municipalidad San Fernando participó de la celebración con una muestra de Artes Visuales de obras de cuatro artistas de la zona Norte, que se exhibieron en los salones de esta joya arquitectónica sanfernandina. Además, se llevó a cabo la “Rossinizzata”, ejecución de obras del compositor romántico italiano, con ensamble de vientos.

El Palacio Sans Souci fue comprado hace más de 50 años por la Familia Durini, cuando el Palacio se encontraba en franco deterioro. Las obras de restauración durante las décadas de 1960 y 1970 estuvieron a cargo de la arquitecta María Josefina Barra de Durini. Una vez concluidas, esta joya arquitectónica recuperó su gloria pasada.

Para la arquitecta Victoria Durini, Secretaria de la Fundación Durini, participó de las actividades propuestas por el municipio,  “una convocatoria magnífica, con unas 500 personas aquí. Es todo un conjunto, cumple 100 años Sans Soucí, 35 años Música de Cámara, 150 años de la muerte de Rossini. Nos reunimos la Fundación Durini y el Municipio de San Fernando que hizo esta muestra magnífica de cuatro pintores sanfernandinos”.

La Coordinadora de Artes Visuales del Municipio, Eugenia Azar, expresó: “Estamos muy contentos que el Palacio nos haya brindado un espacio para poder participar de este gran festejo. Estamos con cuatro artistas sanfernandinos de trayectoria: Mara Marini, Matías Lorenzo Gigli, -ambos de reminiscencia clásica- que se radicaron en San Fernando. Después tenemos a Elvira Lovera Laspiur, gran grabadora y docente de la Universidad del Arte, y Enrique Burone Risso con sus trabajos”.

“Este gran festejo de los 100 años incorporó la orquesta de Música de Cámara, así que tenemos una noche de arte y música, para que el vecino pueda recorrer y conocer este gran palacio, junto a las obras de nuestros artistas”, finalizó Azar.

Enrique Burone Risso, uno de los expositores, expresó. “Realmente, es un honor para mí estar con la obra que pinté especialmente para el centenario del Palacio. Acá se están mostrando obras que tienen que ver con San Fernando, son vistas de distintas partes, de las que dos están relacionadas con el Palacio: que da al río y a Libertador. Tiene algo especial, no es otra muestra más”.

Otra expositora, Elvira Lovera Laspiur, agregó: “Estoy muy orgullosa y contenta que me hayan invitado a este estupendo lugar, donde se realzan más las obras. Es una gran oportunidad. Estas obras nunca las expuse, son litografías por series, una del Valle de la Luna, y las demás son aguafuertes y mesotintas”.

Los jardines, que en un principio abarcaban 9 hectáreas, fueron diseñados por el paisajista francés Carlos Thays. Durante la construcción del Palacio, Alvear intentó comprar la propiedad lindera a la familia Lanusse, con la intención de demolerla y continuar su jardín.

Los Lanusse nunca accedieron y se construyó un enorme paredón. Thays no sólo se encargó de organizar el jardín, sino que también colocó un grupo de árboles para tapar el gran muro y que no pareciera que la casa terminaba allí; como las celebraciones, en el palacio que trasunta los tiempos.