Mañana se sabrá si septiembre supera el 7%

Al menos así lo esperan consultoras privadas. De confirmarse, el Gobierno deberá enfrentar esta semana el que quizá sea, hasta aquí, el peor dato económico desde que Mauricio Macri ingresó a la Casa Rosada.

La inflación correspondiente a septiembre será la más alta desde que Cambiemos llegó al Gobierno. Y, lo más preocupante, dejará una herencia negativa importante para octubre. El temor oficial es que cuando el miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas y censos (INDEC) de el dato oficial sobre el alza del Índice de Precios Al Consumidor (IPC), el público cambie el clima medianamente estable que se generó hasta el viernes pasado con la aplicación de la “zona de no intervención del dólar”. Más si se cumplen algunos datos negativos que manejan consultoras privadas: que el alza supere el 7,5%.

Si se confirmara este incremento, y teniendo en cuenta que hasta agosto el acumulado anual llegaba al 24,3%, los primeros nueve meses de 2018 mostrarían un alza superior al 31%. Si en lo que resta del año el Gobierno no logra contener el incremento y comenzar a reducir la presión alcista de los precios, será inevitable que el resultado final supere largamente el 40% y hasta perfore el límite de 45%, alcanzando el 48%. En ese momento, la única esperanza oficial será defender el 3% prometido para diciembre tanto ante el público como ante el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Entre consultoras privadas, el IPC de septiembre será de hasta el 7,7% y que la inflación de todo 2018 tendrá un techo del 48%; según Orlando Ferreres,el alza de precios alcanzaría el orden del 7%, impulsado por la fuerte devaluación de la moneda de finales del mes de agosto.

Fuente: Ámbito