El metal más cotizado estrena máximos desde 2008 y aventaja al oro

El precio del rodio aumentó un 32% en enero, alcanzando un máximo no registrado desde 2008. Este crecimiento se debió a que se emplea en la producción de catalizadores para automóviles y a que goza de una gran demanda en la industria. Las estrictas normas que regulan las emisiones empujan a los fabricantes automovilísticos a utilizar este metal.

En particular, el 10 de enero el precio del rodio superó los 8.000 dólares por onza, frente a los poco más 6.000 dólares por onza del 3 de enero. El repunte de este mes tuvo lugar después de que los agentes del mercado pasaran a invertir sus recursos en los metales preciosos en busca de un refugio frente a los riesgos provocados por las tensiones en Oriente Medio.

En los últimos años el precio del rodio se multiplicó por 12, y muestra el mejor rendimiento entre materias primas. Mientras tanto, el precio del oro muestra un crecimiento más moderado, y la onza se situó el 13 de diciembre en unos 1.550 dólares.

Al igual que el paladio, el rodio se extrae como subproducto en las minas de platina y níquel.

Descubierto en 1803, el rodio se utiliza como agente catalizador en aleaciones con metales como platino, para lograr una mayor resistencia y durabilidad, en piezas como bujías de encendido para aviones, láminas de fibra de vidrio,  crisoles de laboratorio y contactos eléctricos. También en la industria joyera, es muy apreciado como protección del brillo de las joyas de plata y de oro blanco, ya que les da una mayor durabilidad por su alta resistencia a la corrosión.

La cuestiónes que es escaso en la naturaleza y su mercado muy específico, lo convierte en un producto más propenso a la volatilidad de precios, si sube la demanda.

Actualmente se especula con que el posible crecimiento récord en los precios del rodio también pueda seducir en el futuro a los inversores, lo que haría que estos pasasen a destinar más recursos para adquirir este metal.

“El rodio está sujeto a una elevadísima volatilidad”, aseveró a Bloomberg Antón Berlin, uno de los ejecutivos de la empresa rusa Nornickel, responsable del 10% de la extracción mundial de rodio.

Si bien todavía existe riesgo de que el precio del rodio se desplome, el jefe de comercio de la empresa MKS PAMP, Andreas Daniel, considera que en el futuro el rodio “las tiene todas consigo” para superar su récord de 10.100 dólares por onza, registrado en 2008.

Precios más altos son buenas noticias para los productores surafricanos, ya que de ellos depende el 80% de la extracción mundial de este metal. No obstante, que Sudáfrica mantenga el liderazgo entraña el riesgo de que la producción necesaria para el mercado se paralice. Algo parecido sucedió en 2019, cuando la escasez de energía interrumpió temporalmente los trabajos en las minas sudafricanas.

Bloomberg / Sputnik