El lunes habrá bancos sin público, y con dudas sobre salarios privados de marzo

Con el pago de sueldos de marzo a la vuelta de la esquina, la iniciativa del Gobierno de que las empresas lo afronten con líneas de créditos “blandos” por unos $320.000 millones parece estancarse por la reticencia de los bancos a hacerlo sin avales. Y eso generó una tensión que pone en duda si se efectivizará en una semana que arranca con las entidades operativas, aunque no abiertas al público, y la garantía del Banco Central de que a los cajeros automáticos no les faltará efectivo.

 El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, dispuso que basta con que las empresas manden el conocido formulario 931 (la DJ para constatar la transferencia de aportes patronales a los subsistemas previsionales) por mail, algo que no basta para los bancos. Esa divergencia hizo tambalear el acuerdo de financiamiento de nóminas salariales con ABA y Adeba, las dos entidades que nuclean a las entidades privadas, aunque las negociaciones siguen pese a que el BCRA también redujo los encajes (depósitos en garantía) a cambio de prestar más barato.

¿Cómo sería el esquema crediticio? El acuerdo inicial es financiar hasta 100% en pesos de la masa salarial bruta de micro y pymes, según la resolución 340/17 y sus modificatorias, con empleados declarados en formulario 931 de AFIP. El plazo sería de 12 meses con una gracia de 3 y una tasa fija máxima de 26% (TNA bancos privados) y 24% (públicos), con garantía del Fogar y acreditación directa en la cuenta de los empleados de la empresa.

La gran pelea es por el universo de préstamos. El Gobierno buscaba que los bancos se hagan cargo, sin avales, del pago de los salarios de 2/3 partes de la economía privada (medianas y grandes firmas). Para las pequeñas y aquellas pymes con problemas, Desarrollo Productivo habilitaría un fondo de garantía de hasta $100.000 millones, sin descartar una ayuda directa desde abril a través de los subsidios Repro, según empresa, cantidad de empleados y nivel de afectación.

“Los bancos quieren que el Estado garantice todos los créditos”, se quejaron en el Gobierno, según el matutino La Nación. En tanto, la idea del Ministerio de Desarrollo Productivo es que la empresa presente el formulario 931 por correo electrónico y que los bancos depositen directamente el dinero en el CBU de los trabajadores el salario correspondiente al mes de trabajo. “Sólo le quieren prestar a Coca-Cola. Esta es una situación extraordinaria”, criticaron los funcionarios.

Por el contrario, fuentes del sistema financiero advirtieron que hay avances pero sólo 2 bancos ya anunciaron la línea: el Banco Galicia y el Provincia. “Las tres cámaras estuvieron trabajando ayer y hoy codo a codo con Kulfas y el secretario Pyme (Guillermo Merediz). Todos los bancos lo van a implementar, van ayudar. Claro que dependerá de cada uno de las instituciones la estrategia. Pero el compromiso está en la mayoría de ellos”, confiaron desde uno de los bancos, en off the récord.

Lunes con actividad, pero sin público

Por otra parte, el Banco Central informó que el próximo lunes, 30 de marzo, las entidades financieras operaran normalmente aunque no atenderán al público. Y que en los cajeros automáticos, que entre viernes y sábado registran largas colas al menos en Mendoza por el pago de jubilaciones y AUH (Asignación Universal por Hijo) no faltará plata.

La precisión formulada por la entidad monetaria -a través de la Comunicación 86916- obedece a que el feriado del 2 de abril en conmemoración al Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, se adelanta al martes 31 de marzo, día en que las entidades financieras no operaran.

Asimismo, el organismo aseguró que los cajeros automáticos de todo el país están sobrestockeados de efectivo y que no existe ninguna falta de dinero. Sin embargo, algunas sucursales del Banco Nación, al promediar el sábado, ya se habían quedado sin billetes y tampoco había recarga.

La referencia oficial alcanza a todas las bocas de expendio de efectivo en todo el país son 35 mil (unos 20 mil cajeros más unos 15 mil comercios), con mayor o menor disponibilidad de dinero.