La inflación fue del 2,1% en mayo

El El Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC) dio a conocer el índice general de precios de mayo. Por la suba del precio del dólar ocurrida durante la primera quincena, la cifalcanzó 2,1% con una reaceleración de la inflación núcleo.

Con lo cual, el indicador acumula una suba interanual del 26,3%, según informó el INDEC.

Este resultado se mantuvo por debajo de las estimaciones de los economistas, para el mismo lapso, que osciló entre 2,4 y 2,8%. En tanto se espera una presión inflacionaria mucho más fuerte para junio, con alzas de hasta el 4% mensual.

Tal como era previsible por la fuerte devaluación ocurrida durante ese mes, las subas más pronunciadas se vieron en los alimentos y bebidas que treparon por encima del nivel general: 3,3%. También hubo un fuerte impulso en los precios del rubro Comunicaciones, que se elevaron 3,9% en promedio.

Dentro del indicador general, los bienes tuvieron una variación de 2,7%, mientras que los servicios tuvieron una variación de 1,1% con respecto al mes anterior. Y al considerar el impacto de las subas a nivel geográfico, el Noreste resultó la zona de inflación más alta con un alza del 2,6% promedio. En GBA, tuvo la más baja, con el 1,9%.

Simultáneamente al indicador oficial, se conoció la inflación de la Ciudad de Buenos Aires (IPCBA), que registró un alza de 2,3%, acumulando en los primeros cinco meses del año una suba de 12,3%. En términos interanuales – este indicador se ubicó en 27,2% (+0,7 puntos porcentuales -p.p.- respecto del mes previo).

En el ámbito porteño, la suba de los precios impactó principalmente en los alimentos y bebidas no alcohólicas, vivienda, agua, electricidad y otros combustibles; recreación y cultura y equipamiento y mantenimiento del hogar, que en conjunto explicaron el 64,4% del alza del nivel general.

En sintonía con lo que se vio en el IPC nacional, los alimentos y bebidas no alcohólicas en el ámbito de la Ciudad, aumentó 3,2%, aportando 0,50 p.p. a la evolución mensual de los precios al consumidor. Las mayores subas provinieron de las Verduras, tubérculos y legumbres (11,4%), Pan y cereales (4,3%), Leche, productos lácteos y huevos (2,4%) y Carnes y derivados (1,4%).

Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles promedió un alza de 2,2%, Recreación y cultura se elevó 3,8% y Equipamiento y mantenimiento del hogar promedió un aumento de 3,4%, con una incidencia de 0,23 p.p., debido fundamentalmente a subas en los valores de las remuneraciones del servicio doméstico.

Fuentes: Télam. Clarín