El impacto de la devaluación en la canasta básica

La Canasta Básica Total, que mide la línea de pobreza, avanzó en mayo un 2,5% a $16.385,3 para una familia tipo en la Ciudad de Buenos Aires, mientras que la Canasta Básica Alimentaria, que marca el ingreso necesario para no ser considerado indigente, aumentó 2,9%, a $6.910,6.

Los datos fueron publicados este lunes por la Fundación FIEL. En lo que va del año, los indicadores para una familia compuesta por un grupo familiar de cuatro personas anotaron avances del 10,62% y del 11,82%, respectivamente, mientras que en los últimos doce meses treparon 23% y 21,4%.

Estos resultados se ubicaron por debajo de las cifras que publicó el INDEC la semana pasada: indicó que la CBT se disparó 3,2% en el mes, avanzando 12,9% en el año, mientras que la CBA trepó 4,8% y 12,5% entre enero y mayo. Pero cerraron por encima del Índice de Precios al Consumidor, que avanzó 2,1% en el mes, por debajo de lo esperado con ayuda de la baja de impuestos de servicios, aunque para junio ya se espera una inflación con un piso del 3%, que estaría cerca del 3,5%.

Por su parte, un estudio realizado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, detalló que el índice de precios de supermercados que elaboran marcó un alza de 3,9 por ciento en la tercera semana de junio respecto al mismo período del mes pasado.