El gobierno salió a vender títulos públicos y el CCL cerro en $168

El gobierno salió  a vender títulos públicos y el CCL cerro en $168

El gobierno salió a vender títulos públicos y el CCL cerro en $168. Siguen las complicaciones en el mercado financiero El contado con liquidación llegó incluso a $172. En la misma línea el Banco Central subió las tasas del 30% al 33%


En otra jornada caliente, el dólar blue pasó la barrera de los $ 170. Y el contado con liquidación llegó incluso a $ 172. Por eso, el Gobierno salió a vender títulos públicos y lo hizo bajar a $ 168. En la misma línea, el Banco Central subió las tasas del 30% al 33%. Y obligará a que se registren las importaciones de más de 50.000 dólares. La brecha entre el dólar oficial y el blue se amplió al 119%. Para los analistas, las decisiones de la conducción económica llegan tarde.

La fiebre del dólar sigue sacudiendo a la economía local. Pese a la promesa del presidente Alberto Fernández de que no devaluará, el mercado siguió dándole la espalda al peso y los dólares alternativos volvieron a trepar. Este jueves el blue subió 4 pesos, a $ 171, mientras que el contado con liqui (CCL) llegó a tocar los $ 172 e hizo falta que organismos oficiales vendieran títulos para lograr que cerrara en $ 168.

En este marco el Banco Central, en un nuevo intento por frenar la sangría de dólares, se propuso “armonizar las tasas”, según consignó en un comunicado. Por un lado recortó un punto la tasa de Leliq y la llevó a 36% para desincentivar las colocaciones de los bancos. A la vez aumentó los rendimientos de los pases pasivos a un día a 30% y a 33% para los de 7 días. Y para el gran público llevó el rendimiento mínimo de los plazos fijos a 34% para colocaciones menores a 1 millón de pesos. Finalmente, dictó que deben reportarse las importaciones de o mayor a US$ 50.000 (antes era US$ 500.000). También hubo intervenciones de organismos oficiales vendiendo bonos para bajar los dólares financieros.

Las nuevas medidas generaron dudas entre los analistas. “Si siguen bajando la tasa de las Leliq (las Letras de Liquidez que coloca el Central en los bancos para sacar pesos de circulación) será contraproducente”, dijo Leonardo Svirsky, de Bull Markets.

“Hoy no hace falta armonizar las tasas. Hay que dar un shock de expectativas que consiste en una señal principalmente política, pero acompañada de una señal fiscal -un presupuesto acorde a la situación actualy monetaria -menor emisión-. No hay mucho tiempo”, sostuvo Juan Ignacio Paolicchi, analista de Eco Go.

Los anuncios del Central llegaron cuando el mercado ya había cerrado al alza, lo que no hizo más que potenciar las distintas brechas cambiarias. El dólar mayorista cotizó a $ 77,48. Así, la brecha con el blue llegó a 119% y con el contado con liqui, a 117%. El dólar solidario cerró a $ 82,99, cuatro centavos arriba del corte del miércoles. Esto lleva al dólar ahorro a $ 137, y ubica esa brecha en 74%.

El contado con liqui, la operatoria para sacar divisas del país, llegó a tocar los $ 172, por lo que por un rato se ubicó encima del blue. Sin embargo, la cotización cayó a $ 168 por la intervención de organismos oficiales, como ANSeS o el propio Banco Central, que en ocasiones como éstas salen a liquidar bonos para evitar que la cotización se escape.

Pese a estas intervenciones intermitentes, en lo que va del mes el CCL subió 15,8% y alcanza un incremento de 126% en el año.

El valor del CCL es clave para las empresas que tienen deudas en el exterior y que no reciben la aprobación del Banco Central para adquirir esas divisas en el mercado oficial. Con esa vía cerrada, las alternativas son recurrir a fondos propios o pagar el doble en el CCL.

El salto también llegó al dólar MEP, la operatoria que permite hacerse de divisas a través de la bolsa porteña, que aumentó 3%, a $ 154. Esta es la transacción que el Gobierno busca impulsar para que funcione como contrapeso a la demanda sobre el dólar blue. Por eso, desde el Banco Central promueven la idea de que los bancos habiliten el homebanking para operar en el MEP, lo que simplificaría el proceso y acercaría al público minorista.

Cada movimiento al alza de los dólares financieros se replica en el blue. En consecuencia, el dólar informal acumula un alza de 26 pesos desde que se reforzó el cepo cambiario, el pasado 16 de septiembre. Y desde el arranque del año, el blue aumentó $ 93.

En otra jornada turbulenta, el Central terminó en rojo, con ventas de US$ 50 millones según estimaron en el mercado. Esto ocurrió pese a que, tímidamente, las liquidaciones de los agro dólares fueron repuntando tras la baja de tres puntos en las retenciones a las exportaciones. El miércoles, el sector liquidó US$ 69 millones.

Con las reservas en baja, el Gobierno se va quedando sin pólvora para contener al dólar. El miércoles, en la apertura del Coloquio de IDEA, el presidente Alberto Fernández prometió que no devaluaría ni tocaría los depósitos en dólares. Sin embargo, en los oídos del mercado resonaron más fuerte las palabras de la titular del Fondo Monetario, Kristalina Georgieva, quien advirtió por las consecuencia del aumento de la brecha entre el oficial y el paralelo y llamó a contar con una agenda económica creíble.

En una encuesta realizada en IDEA, el 80% de los consultados opinó que el dólar seguirá subiendo en los próximos seis meses. Y en charlas en off, los empresarios indicaron que la suba de la divisa ocurre porque el Gobierno “no tiene credibilidad”.

En el exterior la percepción no es muy diferente. Los bonos de la deuda cayeron entre 1 y 2% en Wall Street, llevando al riesgo país hasta los 1.408 puntos básicos, un alza de 0,4% respecto del miércoles. Este índice, que mide la diferencia en la tasa que pagan los títulos argentinos frente a los bonos del Tesoro de Estados Unidos, viene subiendo hace tres días. Atado a esto, los títulos con ley de Nueva York están teniendo rendimientos que ya rondan 16%, muy por encima del 12% al que se apuntaba con el canje de la deuda. Tampoco se salvaron las acciones argentinas. En la Nueva York, los ADR cotizaron mixtos, aunque con mayoría de bajas. Las caídas llegaron a 5% en el caso de YPF.

Fuente: Clarín