El Gobierno renovó el total de una deuda, con más tasa en dólares

El Gobierno consideró superado un nuevo test de mercados, al conseguir renovar el total de una deuda en dólares que había tomado mediante la emisión de letras del Tesoro (LETE) que vencían en la plaza local.

Aunque para lograrlo debió validar aumentos de tasa que fueron de 44 a 80 puntos básicos, del corto al mediano plazo.

Refinanciar los US$833 millones en vencimientos que debe afrontar este viernes, requirió de una oferta a los inversores, de dos nuevas LETE en dólares a término.

Las fechas y los plazos: una LETE por vencer en 105 días, el 27 de septiembre de 2019, tras las PASO, – antes de las elecciones presidenciales- y en 217 días (el 17enero de 2020, es decir, cuando el nuevo gobierno cumpla poco más de un mes de gestión).

La convocatoria fue exitosa: recibió 7255 órdenes de compra por los nuevos títulos por un total de US$1596 millones. Eso sí: el 74% dirigidas al títulos más corto y solo el resto al más largo.

Finalmente, adjudicó nuevas LETE por un total de US$900 millones: por la LETE a 105 días obtuvo US$600 millones, que vendió a US$987,4 por lámina de US$1000, lo que representa una tasa nominal anual del 4,44% o efectiva del 4,51%; venía de pagar 4% a ese plazo. Y otros US$300 millones por la que vencerá a mitad de enero, vendida a US$960 por cada US$1000 nominales, es decir, a una tasa del 7,01% anual o 7,11% efectiva, según detalló el Ministerio de Hacienda en un comunicado, cuando había pagado 6,21% por una colocación similar hace 20 días.

El Gobierno ya había tenido que validar una tasa de interés similar para este tipo de emisión (en dólares y a unos 7 meses de plazo) en septiembre pasado, cuando las renovaciones de deuda se le habían comenzado a complicar por el último coletazo de la corrida cambiaria. En ese entonces pagó una tasa del 7% por una LETE a 197 días, aunque eso apenas le bastó para cubrir el 70% del total del vencimiento que enfrentaba.

Esta vez, los pedidos de compra por el título (al totalizar US$479 millones) superaron en 50% el monto de US$300 millones finalmente emitido. Los analistas creen que el costo aumentó porque la colocación no logró captar el denominado “efecto Pichetto”, que provocó ayer una baja del 9% en la tasa de riesgo país. “La licitación cerró a las 15 y la confirmación de la fórmula llegó después”, coincidían en señalar.

LA NACIÓN