El gobierno prorrogó incentivo fiscal para la industria de bienes de capital

El gobierno nacional resolvió prorrogar hasta el 31 de diciembre próximo el Régimen de Incentivo para los fabricantes de bienes de capital, que consiste en un bono fiscal transferible y equivalente al 14% de las ventas realizadas, que puede ser usado para cancelar impuestos.
Sin embargo, condicionó el otorgamiento de esa ventaja a que las firmas beneficiarias no despidan personal.

 A través del Decreto 593/2017 que se publicó en el Boletín Oficial, se prorrogó hasta el 31 de diciembre próximo el Régimen de Incentivo para los fabricantes de bienes de capital, que impactará “en un menor costo de capital para inversiones en otros sectores”, destacó el secretario de Industria, Martín Etchegoyen.
Subrayó que con la extensión del régimen, el Gobierno busca que “este incentivo sirva para mejorar las capacidades productivas del sector, con mayor incorporación de tecnología y capacidad exportadora”.Al solicitar este beneficio, las empresas deberán presentar una Declaración Jurada “asumiendo el compromiso por escrito, a no reducir la plantilla de personal teniendo como base de referencia el mayor número de empleados registrados durante el mes de diciembre de 2011, ni aplicar suspensiones sin goce de haberes”.
El beneficio consiste en un bono de crédito fiscal transferible, equivalente al 14% de las ventas efectuadas, siempre que los bienes formen parte de líneas de producción completas y autónomas.