El Gobierno declaró desierta la licitación de los bonos del Tesoro

El Ministerio de Economía declaró “desierta”, la licitación de tres títulos públicos en pesos, con vencimiento al 2021 que realizó hoy y con la que buscaba hacerse de fondos como una forma de refinanciar el pago de los $ 100.000 millones del Bono Dual 2020 que vencen el jueves próximo.

“El Ministerio de Economía informa que la licitación del día de la fecha se ha declarado desierta”, dijo la cartera que conduce Martín Guzmán a través de un comunicado de prensa.

De esta manera, manifestó su rechazo a las propuestas hechas por los potenciales inversores para adquirir bonos del Tesoro Nacional en pesos con ajuste por Coeficiente de Estabillización de Referencia (CER) 1%, otros en pesos con tasa Badlar Privada más 100 puntos básicos y un tercer bono del Tesoro Nacional vinculados al dólar estadounidense 4%, todos con vencimiento en 2021.

El Tesoro necesitaba que la licitación de tres instrumentos que ofreció este lunes en el mercado, fuera exitosa, para poder reunir el dinero con el que pagaría el jueves el vencimiento del bono AF20.

La recepción de ofertas comenzó a las 10 y finalizó a las 15; y el resultado de la operación se conoció pocos minutos después de las 20.20.

Los analistas criticaron que los incentivos para adquirir los bonos estaban mal establecidos, ya que a la mayoría de los tenedores del bono AF20 les convenía no comprar los nuevos instrumentos y cobrar el jueves. El problema es que si todos los acreedores elegían esa opción, el Gobierno iba a tener problemas para pagar el AF20 sin tener que emitir, lo que finalmente ocurrió.

Entre el lunes y martes de la semana pasada, el Ministerio buscó canjear estos Bonos Dual 2020 por una combinación de cuatro títulos, en una operación en la que logró cambiar el equivalente a US$ 164 millones, con una reducción de deuda por US$ 7,1 millones.

Esa operación, a diferencia de estas otras, implicaba la aceptación por parte de los bonistas, de quitas de entre el 20% y el 40% del valor del Bono Dual, y de allí que solo se lograra una aceptación de alrededor del 10% de lo que vencerá el jueves.

Ahora, el Gobierno tiene tres alternativas para el vencimiento del AF20: pagarlo emitiendo pesos, hacer un reperfilamiento de forma unilateral -como ya se hizo con las letras-, o caer en default, que es la opción menos probable, ya que se trata de un monto chico en relación a los próximos vencimientos.

Del total de tenedores del AF20, un 20% son bonistas locales y un 24% está en manos del fondo Templeton. El resto son acreedores internacionales minoristas. Hoy el bono llegó a cotizar con una suba del 3%, pero terminó cayendo 0,09%, en relación al cierre anterior.

Con información de La Nación y Télam