El Gobierno busca dictamen para la Ley Base, con el Pacto de Mayo aplazado y en medio de la tensión con España

El Gobierno busca dictamen para la Ley Base, con el Pacto de Mayo aplazado y en medio de la tensión con España

Comienza una semana intensa para la política nacional, pero también para las relaciones internacionales de la Argentina. Entre negociaciones con la oposición dialoguista, el Gobierno libertario busca finalmente conseguir los dictámenes que le permitan llevar la llamada Ley de Bases y el paquete fiscal al recinto del Senado. Javier Milei volvió a poner en duda que el Pacto de Mayo -que estaba previsto para el próximo sábado 25 de mayo- se concrete antes de que las reformas sean convertidas en ley por el Congreso. Mientras tanto, en lo que toma las características de una crisis diplomática, el Presidente volvió a tensar la relación con el Gobierno de España, al llamar «corrupta» a la esposa de Pedro Sánchez, nada menos que en una convención organizada por el partido de derecha Vox en la capital española.

El jueves pasado, la vicepresidenta Victoria Villarruel, recibió en su despacho al ministro del Interior, Guillermo Francos; al vicejefe de Gabinete, José Rolandi; y a la secretaria de Planeamiento Estratégico, María Ibarzabal Murphy. Hasta entonces -dos semanas después del ingreso de los proyectos al Senado- la titular de la Cámara Alta había sido excluida de las negociaciones por decisión de la Casa Rosada. Francos se había concentrado en la conversación con los gobernadores, clave para juntar los votos de buena parte de los senadores, pero las negociaciones avanzaron poco con los legisladores de bloques dialoguistas que no responden directamente a mandatarios y que plantean realizar modificaciones sobre algunos puntos clave de las normas enviadas por el Ejecutivo al Congreso.

Horas después del encuentro con los funcionarios nacionales, Villarruel se reunió justamente con algunos de los principales senadores de esos bloques dialoguistas que insisten con hacer cambios, que de concretarse obligarían a que los proyectos eventualmente regresen a Diputados para tener una sanción definitiva. Un punto delicado para el Gobierno sigue siendo la restitución del pago del impuesto a las Ganancias que -considerando que contaría con la oposición total del kirchnerismo, pero también es mal visto por algunos gobernadores de buen diálogo con el Ejecutivo- amenaza con juntar una mayoría de votos de rechazo que después el oficialismo no podría revertir en la Cámara Baja.

En cualquier caso, el objetivo del Gobierno es tener esta semana listo un dictamen y poder pasar al recinto la semana que viene. Aunque el plan original era tener sancionada la ley antes de la firma del llamado Pacto de Mayo, al que Milei convocó a toda la política en su discurso de apertura de sesiones ordinarias en el Congreso, y al cual el Presidente le había puesto fecha para el 25 de mayo.

En las últimas horas, Milei ratificó que la aprobación de la Ley Bases es condición para avanzar con el pacto: «Ahora, si la Ley Bases no está aprobada entonces ahí tenés un problema. ¿A qué Pacto vamos a ir si no tenemos todavía aprobada la Ley Bases?«, se preguntó. Sin embargo, se mostró optimista, aseguró que las reformas estructurales se implementarán tarde o temprano y afirmó que el acuerdo podría firmarse en «junio o julio». La Casa Rosada estaría preparando un acto alternativo para el próximo sábado, ya sin gobernadores ni dirigencia política y sin la firma de ningún pacto.

El Presidente estuvo este domingo en Madrid, donde participó de la cumbre del partido Vox de Santiago Abascal, duro opositor al gobierno español de Pedro Sánchez (Partido Socialista, PSOE). Allí, además de referirse a la probable postergación del Pacto de Mayo, Milei lanzó: «Abrirle la puerta al socialismo es abrirle la puerta a la muerte«.

«Las elites globales no se dan cuenta de lo destructivo que puede llegar a ser implementar las ideas del socialismo porque lo tienen demasiado lejos. No saben qué tipo de sociedad y país pueden producir y qué calaña de gente atornillada al poder y qué niveles de abuso puede llegar a generar… aun cuando tenga la mujer corrupta, ensucia y se tome cinco días para pensarlo», agregó, en referencia a los supuestos casos de corrupción por los que se investiga a Begoña Gómez, y al tiempo que se tomó Sánchez para definir su continuidad al frente de La Moncloa en medio de lo que llamó una «campaña de desprestigio».

Las declaraciones de Milei volvieron a generar fuerte enojo en el gobierno español, que informó que llamará a consultas «sine die» a su embajadora en Buenos Aires. «Es impresentable que un presidente en ejercicio en visita a España, insulte a España y al presidente del gobierno de España”, criticó el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares.

Desde el gobierno argentino descartan una «disculpa» formal y afirman que las autoridades españolas deberían disculparse por las descalificaciones a Milei. En esa línea, señalan que fue tratado virtualmente como «drogadicto».