El FMI pronostica una leve recuperación, pero en el 2020

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó el martes sus proyecciones de crecimiento para América Latina en los próximos dos años, en medio de la incertidumbre por la desaceleración de la actividad global y de condiciones financieras complejas de los principales países de la región.

Los pronósticos para este año ubican a la Argentina como el sexto país de mayor inflación del mundo, sólo superado por el Venezuela (sin cifras precisas “10.000.000 por ciento”), Sudán (56,2 por ciento), Zumbawe (40,1 por ciento) y Irán (31,2  por ciento), según los cuadros anexos del informe. 

“La economía de Argentina se contraerá en el primer semestre de 2019, ya que la demanda interna se desacelerará, debido a las políticas más estrictas para reducir los desequilibrios”, explica al FMI.

Para el Fondo, la economía volverá a crecer “en el segundo semestre del año, a medida que se recuperen el ingreso disponible real y la producción agrícola, después de la sequía reciente”.

El Fondo agrega que los riesgos de retroceso para la economía siguen siendo considerables y los inversores podrían alejarse del peso, con la presión consiguiente sobre el tipo de cambio. A pesar de eso, el informe considera que “es fundamental que se continúe con el plan respaldado por el FMI” para recuperar la confianza de los inversores.

Al corregir a la baja las proyecciones de crecimiento económico global, el organismo incluye a “el estrés maroeconómico en la Argentina y Turquía” como una de las causas de ese mal pronóstico. El FMI advirtió sobre una desaceleración de la economía global en 2019 y para el conjunto de las economías proyectó un crecimiento de 3,3 por ciento, cuando hace seis meses el alza estimada era de 3,5.

En tanto, para la región de América Latina estimó una suba del PBI de 1,4 por ciento, según el informe de Perspectivas Económicas Mundiales (WEO, por sus siglas en Inglés) presentado esta mañana en Washington. Para el Fondo, “la estabilización financiera y la recuperación en Argentina, donde se proyecta que el crecimiento se fortalecerá en alrededor del 3,5 por ciento en el mediano plazo (2024), contribuye a la mejora del crecimiento de esa región”.

Reuters Latinoamérica