El euro sucumbe a mínimos desde 2017: pierde 2,8% en el ejercicio

El camino bajista que está atravesando el euro en lo que va de año ha terminado haciendo que la divisa europea pierda los 1,09 dólares, volviendo a un nivel, los 1,088 dólares, que no se tocaba desde mayo de 2017. La divisa había llegado a perder los 1,09 dólares el año pasado durante una sesión, a finales del mes de septiembre, pero desde ese momento sus precios se recuperaron y cerró 2019 por encima de los 1,12 dólares. En lo que va de ejercicio, la divisa europea pierde un 2,8% frente a la estadounidense, un comportamiento que está mejorando los resultados de quienes hayan invertido en bolsa estadounidense, haciendo que la rentabilidad anual del Nasdaq Composite supere el 11% para el inversor europeo, y el 7,5% en el caso del S&P 500.

El miedo al impacto económico del coronavirus es una de las causas que esgrimen algunos expertos para justificar las últimas caídas de la divisa europea. Desde Monex Europe señalan cómo “la debilidad de los datos económicos de la eurozona, unida a la incertidumbre del coronavirus y a las crecientes tensiones en las negociaciones postBrexit condicionan un menor apetito relativo por los activos europeos”. Hay que recordar que la encuesta de confianza de los inversores de Sentix, que se conoció el lunes, mostró una caída de la confianza muy superior a lo que se estimaba previamente (el índice marcó 5,2 puntos, una caída desde los 7,6 puntos del mes anterior, y frente a los 5,7 puntos que estimaba el consenso de expertos que recoge Bloomberg). Ayer también se publicó el dato de produción industrial para toda la eurozona durante el mes de septiembre, que cayó un 2,1% en ese periodo, frente a las estimaciones que apuntaban a un deterioro no tan elevado, del 2%.

También, la actualidad política en Alemania puede estar pesando a la cotización de la divisa europea, tras la renuncia de la candidata Kramp-Karrenbauer como sucesora de Angela Merkel, que deja en el aire quién sustituirá a esta última al frente del partido.

El petróleo rebota un 3,4% Aunque el coronavirus sigue siendo una preocupación, por el impacto negativo que puede tener en la economía, el optimismo está regresando a los mercados, llevando ayer al petróleo a repuntar hasta un 4,2% durante la sesión, subidas que posteriormente se moderaron, quedando el barril Brent, a media sesión de bolsa estadounidense, en un avance del 3,4% que fue suficiente para recuperar la cota de los 55 dólares en su precio.

“Parece que el mercado está descontando que lo peor ya ha pasado, aunque solo el tiempo lo dirá”, destacan desde UBS en declaraciones a Bloomberg. Las subidas de ayer tuvieron lugar a pesar de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) recortó sus estimaciones de demanda de crudo para el trimestre actual y los dos siguientes. En el periodo actual, la demanda sufrirá un recorte de 440.000 barriles, casi un tercio de lo previsto, un deterioro que estaría directamente relacionado con la epidemia de coronavirus.

El efecto divisa está impulsando la rentabilidad del S&P 500 hasta el 7,5% en lo que va de año