El dólar exportador y el oficial frena la liquidación de los productores

El dólar exportador y el  oficial frena la liquidación de los productores

La soja ya no cae, pero aún quedan US$ 13 mil millones sin vender

Los productores liquidaron lo mismo que el año pasado en medio de la sequía. Los inhibe la diferencia entre el dólar exportador y el oficial.

Luego de 4 jornadas en baja en el mercado internacional de Chicago, el precio de la soja repuntó ayer y el lunes llegó a cotizar a $ 290.000 en Rosario. Pero pese a la suba diaria de $ 5.000, el valor de la oleaginosa sigue en valores similares a los de meses atrás, y los pronósticos indican que la oferta global de granos seguirá presionando hacia cotizaciones en el orden de los US$ 420, lejos de los récords de dos años atrás, cuando llegó a superar los US$ 600.

Las entregas inmediatas en Chicago están en US$ 426, pero las posiciones Septiembre y Noviembre se sitúan en torno a los US$ 408. «La debilidad de los precios en el mercado de futuros tiene que ver con que en Estados Unidos y a nivel mundial las existencias de la oleaginosa se encuentran en niveles elevados. Los fondos mantienen posiciones vendidas porque se proyecta una mayor producción y una demanda débil lo que mantiene una tendencia bajista a mediano plazo», estimó el analista Esteban Moscariello.

La cosecha fue menos que la mitad

Ese marco internacional impacta sobre la liquidación de divisas en la Argentina, que en el primer semestre de este año sumó US$ 11.000 millones, el mismo monto que en igual período de 2023, cuando la cosecha fue menos que la mitad (21 millones de toneladas) que la que está concluyendo (50 millones de toneladas).

El mes pasado se liquidaron U$S1.978 millones, lo que implica una baja del 24% en relación a mayo y una mejora del 25% en relación a junio de 2023, según informó este lunes la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y el Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC)

Los productores argentinos vendieron 42 millones de toneladas de soja y maíz de esta campaña 2023/2024, lo que representa un 60% de la oferta exportable de ambos productos, con lo cual queda un 40%, según calculó Pablo Adreani.

El especialista en mercados agroalimentarios estimó que el valor de lo que queda por vender en los próximos meses supera los US$ 13.000 millones pero el flujo de ventas dependerá de los incentivos que vean los productores.

Retenciones

En el campo piden reducir las retenciones, uno de los grandes factores que desacoplan los precios de los granos argentinos de los valores internacionales. El otro es la brecha cambiaria, porque si bien el «dólar exportador» permite liquidar un 20% al Contado con Liquidación CCL, el 80% se sigue cobrando a dólar oficial.

Otro especialista en mercados agropecuarios, Javier Preciado Patiño (funcionario en Agricultura durante el gobierno de Alberto Fer nández) señaló que el salto del dólar, este lunes, llevó la brecha entre el dólar exportador y las cotizaciones financieras a un 41%, una diferencia similar a la que hubo en el balotaje.

La reducción de la brecha cambiaria, que en abril y mayo había bajado a 16%, era uno de los principales incentivos para que los productores vendieran sus granos y las empresas agroexportadoras ingresaran divisas.

En ese sentido, Adreani cree que «el cepo cambiario es clave» y los anuncios del Gobierno en relación a que todavía no se levantará esa restricción «desalientan la liquidación de divisas». Calcula que de los US$ 13.000 millones que todavía son granos que no se convirtieron en divisas, se venderían en el segundo semestre menos de US$ 9.000; los restantes US$ 5.000 dependerán de la salida del cepo.

Los expertos en mercados agrícolas advierten que no es un asunto dogmático

Mientras haya incertidumbre sobre la macro, los productores venderán lo indispensable para cubrir sus compromisos a pagar a cosecha, mientras la inflación argentina sigue impactando y los costos de los insumos siguen influidos por las cotizaciones de los dólares financieros.

Un reciente informe económico de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) reveló que mientras el precio del gasoil subió 188% desde noviembre, el valor de la oleaginosa se incrementó 24%. Significa que el precio del combustible del campo subió 7 veces más que el precio de la soja.

En relación al ingreso de divisas, el economista David Miazzo puntualizó que en la liquidación de granos por el dólar exportador el 20% que se liquida al Contado con Liquidación no entra al Banco Central como reservas. «Ese podría ser el lado negativo del dólar blend, pero el aspecto positivo es que esos dólares sí ingresan a la economía y generan oferta al mercado de dólares financieros, que de lo contrario tiene muy poca oferta. Por lo tanto, ayuda a contener la brecha cambiaria, al encontrarse con la demanda de dólares financieros», explicó el titular de Data Miazzo.

Subió $ 10.000 en Rosario en 2 días y volvió al valor de enero

Fuente: Clarín