El descenso productivo de la industria pyme se “mantuvo contenido” en agosto

Según la CAME, la baja fue de 6,3% interanual pero la actividad se incrementó 3% con relación a julio, por incidencia del sector exportador. Aun así, las mediciones se ubicaron todas en terreno negativo. Esperan que el dólar llegue a $72,5 a fin de año

La producción de las pymes industriales cayó 6,3% en agosto frente a igual mes del año pasado y en lo que va de 2019 el nivel de actividad fabril acumuló un retroceso de 7,7% contra similar período, según un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), cuyos resultados fueron difundidos ayer. No obstante el desempeño negativo, la entidad indicó que aun en el peor mes del año en términos cambiarios y financieros, el descenso se “mantuvo contenido” y no llegó al piso de -10,3% que había registrado en abril.
Aun así, vale señalar que todo el año fue de descenso para un sector que ya se había mostrado muy golpeado luego de la devaluación de 2018.
En tanto, la entidad que agrupa a las pequeñas y medianas empresas del país precisó que en agosto la producción subió tres por ciento contra julio pasado, impulsada principalmente por el resultado de las empresas ligadas con el sector exportador.

En detalle, el peor desempeño correspondió a las firmas orientadas al mercado interno, donde los niveles de consumo se vieron afectados por la inestabilidad de los mercados.

Según precisó CAME, el sector de mejor comportamiento fue el de productos químicos, con un aumento anual de 2,4%, lo que le permitió quebrar una racha negativa de 15 meses consecutivos sin crecimiento. Por otro lado, los ítemes con menor caída de la producción en la comparación anual fueron alimentos y bebidas (-3%), material de transporte (+3,8%), productos electrónicos e informática (-4,7%) y papel, cartón, edición e impresión, con un descenso anual de 5,4%.
Por su parte, los que mayor retracción percibieron fueron productos de caucho y plástico (-12,7%), productos minerales no metálicos (-11,7%) y productos de maderas y muebles, con un descenso de 11,4%.
Por último, en agosto también bajó fuertemente, a 28,6%, el porcentaje de empresas con rentabilidad positiva (desde el 38% en julio), debido a los incrementos en los insumos que tuvieron las industrias.
Sobre este tema, el informe de CAME indicó: “Según el promedio de las empresas relevadas, los insumos llegaron con aumentos de 24,1% en el mes, pero sólo trasladaron al importe de venta el 38% de esa suba, es decir, apenas algo más de un tercio, quedando todavía ajustes pendientes para recomponer la rentabilidad. De hecho, 27,1% de las industrias, aplicó subas entre 5% y 15% en septiembre”.

Perspectivas
En tanto, con relación a los próximos meses, sólo 20,7% de las empresas consideró que la producción aumentará en los próximos seis meses, en función de cómo vienen sus pedidos y el mercado. “Tampoco es tan elevado el número de firmas que esperan seguir cayendo, 28,7%. Lo que sí creció, son aquellas que no saben cómo continuará la tendencia (12,3%)”, aseguró el informe. En cuanto a la volatilidad del dólar, el promedio de los industriales espera que se ubique en $72,5 a fin de año.