El déficit de cuenta corriente se duplicó en 2017 hasta 4,8% del PBI

El déficit de cuenta corriente se duplicó a u$s 30.792 millones en 2017, desde u$s 14.693 millones a fines de 2016, el mayor porcentaje desde 1998, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). La mitad fue explicado por el pago de intereses y dividendos y la otra mitad por el déficit en la balanza de bienes y servicios.
Los argentinos – consigna El Cronista-, siguen utilizando para consumo e inversión divisas por encima de las que producen y las consiguen mayormente de la deuda del sector público, que avanzó a $ 142.375 millones.
“Estamos viendo, al igual que en 2016, aunque ritmos distintos, que el Estado es el que ingresa los dólares al país para que haya suficicientes para el uso del sector privado. El sector público los ingresa y el privado los saca”, resumió a BAE Negocios el economista Martín Kalos, director de EPyCA Consultores.
Kalos precisó que el déficit de cuenta corriente de 2017 fue de 4,831%, levemente inferior al 4,859% de 1998. Para encontrar una cifra que supere con amplitud el número de 2017 hay que remontarse a 1987 y a 1975, cuando el rojo fue de 5,67% y 5,460%, respectivamente. También fueron mayores los registros de los años 1952 (8,26%) y 1951 (7,17%). El registro de 2017 es el sexto mayor desde 1931, comparó el economista.
 
Para Alfie, de Radar Consultora, la dependencia de los dólares del endeudamiento para financiar es un símbolo de fragilidad. “Preocupa tanto la magnitud del déficit como su dinámica, sobre todo en un mundo cada vez más convulsionado y a punto de entrar en una “guerra comercial”, lo que siembra dudas sobre la capacidad de seguir financiando el desequilibrio”, analizó.
FUENTE: BAE y El Cornista/ Foto Archivo El Cronista