El Credit Suisse tiene tecnológicas preferidas, cuáles y por qué

Los analistas de Credit Suisse no lo dudan: el sector tecnológico continúa siendo su preferido en el mercado. Aquí, un ranking con sus recomendaciones y fundamentals.

1-      Sigue teniendo que ver el crecimiento estructural. Para el banco suizo, la inversión actual mundial en tecnología es baja respecto del PBI mundial, tal como sucede en USA, Europa y Japón.

2-      Tiene un componente defensivo. Se trata del único sector que cuenta con una posición de caja positiva. Este tipo de compañías suelen tener balances más sanos y están menos apalancadas. Además, “es sector deflacionario acostumbrado a la disrupción y, por otra parte, sus ciclos particulares de productos reducen su sensibilidad a los ciclos económicos”.

3-      La suba de los salarios en USA no es un factor de preocupación. El incremento de los sueldos podría afectar a los márgenes empresariales, pero las tecnológicas poseen plantillas reducidas respecto de su tamaño, lo que es una “ventaja competitiva”.

4-      La tecnología, sector clave para el crecimiento. La entidad apunta a que los ingresos y ganancias del sector continúen en aumento, principalmente por el incremento de la conectividad con las redes 5G, la aceleración de la compra online, el ascenso del poder de la computación, el desarrollo de las impresoras 3D y el crecimiento de los datos.

5-      “Las valoraciones siguen siendo atractivas”. Según Credit Suisse, a pesar de estar cerca de sus niveles máximos históricos, las valoraciones actuales no sólo no son un problema, sino que son atractivas, dado que en USA se ubican 13% por encima de la media, pero muy por debajo de las registradas durante la burbuja que explotó en el 2000. “La tecnología es uno de los sectores más baratos si ajustamos los múltiplos de beneficios con su previsión de crecimiento a largo plazo”, sostiene el banco. Además, consideran que el flujo libre de caja de las grandes tecnológicas como Microsoft, Amazon, Alphabert, SAP y Oracle es “atractivo”.

6-      “El giro de la Fed puede provocar una burbuja de crecimiento”. La entidad suiza sostiene que en sus últimos tramos, los mercados alcistas muestran claros valores de crecimiento. “Pensamos que la Fed dará luz verde a una economía caliente que puede crear una burbuja real de los activos. Y si esto sucede, ocurrirá en los sectores vinculados a la tecnología”, afirman.

7. “Se beneficiará de un dólar más débil”. Su pronóstico es que el billete muestre debilidad en el mercado de divisas, lo que beneficiará a este tipo de compañías con una mayor exposición a mercados internacionales.

8. “La revisión a la baja de los beneficios ha terminado”. De acuerdo a Credit Suisse,  la revisión a la baja de los resultados corporativos del sector terminó o está muy cerca de hacerlo.

9. Factores negativos. Aquí, el banco refiere a una mayor regulación, las ganas de muchos estados de aumentar los impuestos a este tipo de compañías y el hecho de que muchas acciones estén sobrecompradas. Y en este marco, advierte que las regulaciones sobre la privacidad y el abuso sobre los datos puede suponer problemas, especialmente para Facebook y Alphabet. No obstante, estos riesgos serían “manejables”, en general.  

10. Las apuestas más atractivas. Credit Suisse recomienda seguir apostando al sector del software, porque es “crítico para recortar costos y ganar competitividad”. Además, este tipo de inversiones tiene características defensivas hasta en momentos de crisis, porque gran parte de los ingresos son recurrentes. Teniendo esto en cuenta, las compañías más atractivas son: Microsoft, SAP, Dassault Systemes y Oracle. Además de estas cuatro acciones, Credit Suisse también apuesta por Splunk y Zscaler, especializadas en el sector de la ciberseguridad y los fabricantes de videojuegos Electronic Arts y Nintendo. También aconseja Nokia porque se beneficiará de las inversiones para desarrollar la red 5G. Amazon, por su parte, es “el gran dominador”, tal como lo definen.

En Credit Suisse, siguen apostando a que la firma comandada por Jeff Bezon seguirá dominando varias áreas del mercado, como los servicios de computación en la nube a través de Amazon Web Services, la logística mediante Logistics Plus, la venta online con su plataforma dominante, el negocio de asistentes personales con Alexa, el de contenidos con Amazon Prime y el de salud con Haven, su alianza con JP Morgan y Berkshire. Por otra parte, explican, Amazon cuenta con el “poder de fijación de precios” más destacado, ya que ha sido capaz de aumentar el precio de su servicio Prime en muchos mercados sin sufrir ninguna pérdida de suscriptores.

Por último, sobre Alphabet, “el gigante de Internet”, Credit Suisse dice que la historia de crecimiento de la matriz de Google se mantiene “intacta”, ya que su capacidad para dirigir la publicidad a los consumidores se mantendrá incluso si el uso de datos personales es restringido por nueva regulación. Además, Alphabet está diversificando sus inversiones fuera de su principal fuente de ingresos, las ventas por publicidad de Google, manteniendo proyecciones positivas de crecimiento en otros negocios como la inteligencia artificial, los asistentes personales, la movilidad y otras tendencias.