El consumo con tarjetas retrocedió 20% en pesos y 48% en dólares

Según indica un informe de consultora First Capital Group, basado en estadísticas del Banco Central, si bien la facturación interanual de enero creció 25,1% (un total de $388.234 millones), la suba implica un fuerte retroceso en términos reales, porque los productos “que se abonan con el llamado dinero plástico han tenido un incremento de precios promedio que rondan el 45%”, comparó Guillermo Barbero, socio de First Capital, una firma especializada en finanzas.

En cuanto a las operaciones con dólares, la caída el mes pasado fue sustancialmente mayor: 48,1%.

“Los viajes de vacaciones al exterior potencian el crecimiento del uso de la tarjeta durante al mes de enero con relaciones a los meses anteriores, pero muy lejos de los valores registrados el año pasado, cuando el turismo al exterior alcanzó niveles récord”, agrega Barbero.

En 2018, los registros de consumo cayeron fuerte en casi todos los rubros, desde productos masivos (por la pérdida de poder adquisitivo), pasando por autos, indumentaria, calzado, electro y motos, básicamente por la falta de crédito. El año pasado, las tasas de referencias tocaron un máximo de 73%, para descender ayer a 45,15%. Eso explica en gran medida el menor uso de la financiación con tarjeta, “como así también la incidencia de los saldos financiados a pagar y de las compras en cuotas”, dice Barbero. De todos modos, el analista sostiene que “en el último mes apreciamos una recuperación en los saldos, circunstancia destacable en un contexto de retracción de los financiamientos”.

Fuente Clarín