El Central dispondrá medidas para ordenar las Fintech

El Banco Central dispondrá una serie de medidas para ordenar el negocio de las empresas de tecnología que operan en el sistema financiero. Se limitaría el uso de las cuentas virtuales para los comercios y se impondrían criterios sobre la administración que pueden hacer las Fintech del dinero disponible de sus usuarios.

El negocio de los medios de pago atraviesa una fuerte disputa de intereses. El Banco Central aplicaría esta semana nuevas regulaciones para las empresas de tecnología que operan en el sistema financiero. Este diario pudo confirmar de primeras fuentes que las nuevas medidas para regular a las billeteras virtuales como MercadoPago se vienen trabajando hace más de un año pero que todavía no están cerradas. Se limitaría el uso de las cuentas virtuales para los comercios y se impondrían criterios sobre la administración que pueden hacer las Fintech del dinero disponible de sus usuarios. El trasfondo de la pelea excede a estas medidas. Existen por lo menos cuatro frentes de batalla abiertos para las Fintech.

El principal punto de presión entre los bancos y las Fintech fue el muy fuerte crecimiento de MercadoPago. Esta compañía consiguió incorporar millones de usuarios a su plataforma, pero además consiguió sumar a cientos de miles de comercios que ahora les cobran a sus clientes a través de esta aplicación.

Esto preocupa a los bancos porque es cada vez más el dinero que antes quedaba en cuentas bancarias y ahora se termina enviando (por distintas operaciones) a las cuentas virtuales que ofrece MercadoPago. El principal temor no son los números actuales, sino los proyectados. El crecimiento de MercadoPago es a tasas de dos dígitos y desafía el protagonismo de la banca.

La tecnología (y facilidad para operar) que ofrecen las billeteras virtuales no es distinta a la que podrían brindar las entidades financieras tradicionales. Los bancos podrían implementarla sin problemas y competir en el mismo terreno. Las Fintech en el último año generaron más de 1 millón de cuentas comitentes (cuentas de inversión) para individuos.

¿Por qué los bancos no incentivaron a sus clientes de la misma forma? “Tienen estructuras demasiado estáticas para adaptarse y ofrecer servicios simples para los usuarios. El sector está acostumbrado a la rentabilidad extraordinaria manejando saldos líquidos de los clientes sin necesidad de innovar”. Así se lo aseguró a este diario uno de los consultores que más conoce del sector en el mercado local.

La recaudación tributaria es uno de los principales elementos que estarían motivando las nuevas regulaciones para los proveedores de servicios de pago (psp), es decir las billeteras virtuales de las Fintech. El impuesto a los créditos y los débitos –el impuesto al cheque- lo pagan las empresas cada vez que reciben o envían dinero de su cuenta bancaria.

En los últimos meses muchos comercios comenzaron a recibir pagos y enviar dinero a los proveedores a través de cuentas virtuales evitando abonar este tributo. En las regulaciones del Banco Central se apuntaría a limitar el uso de las cuentas virtuales para las empresas. Los comercios podrán cobrar a través de plataformas Fintech pero tendrían que empezar a enviar el dinero a sus proveedores a cuentas bancarias. De todas formas la regulación por ahora no se encuentra cerrada y podría cambiar.

Entre las propias Fintech el terreno tampoco se encuentra estable. MercadoPago se comporta como un actor monopólico y viene frenando la interoperabilidad de los pagos con otras billeteras virtuales que operan en el mercado local. También con los bancos ciento por ciento digitales que tienen interés en promover esta operatoria.

El año pasado, el Banco Central estableció un estándar para la generación de códigos rápidos de pago. Esto permite que todos los actores puedan leer el código de cualquier billetera o banco digital y pagar. El problema fue que el estándar no hizo obligatorio incluir en la información del código la cuenta bancaria o virtual del comercio que recibe el pago.

Por este motivo el único jugador que pudo masificar el uso de códigos rápidos en distintos comercios ahora puede manejar el sistema en forma cerrada (sin interoperabilidad). No tiene incentivos para que otras billeteras usen sus códigos para pagar porque hacerlo implicaría una reciprocidad (su billetera debería pagar en los códigos de terceros).

El último de los puntos de disputa de las empresas de tecnología que operan en el sector de las finanzas es con el gremio La Bancaria. Desde el sindicato se precisa que las empresas Fintech realizan tareas similares respecto de las que llevan adelante los bancos pero no pagan salarios equivalentes. El objetivo del gremio es incorporar a los trabajadores del sector Fintech entre los afiliados de La Bancaria.

Fuente: Página 12