El Central apura una nueva baja de tasas para reactivar el crédito

La autoridad monetaria limitó la oferta de bancos por las Leliq. Procura que estas Letras dejen de ser referencia en el mercado.

Mientras prepara una nueva baja de tasas, el Banco Central decidió limitar ayer el monto de las ofertas que los bancos realicen por las Leliq.

Desde ayer, las entidades financieras ya no podrán ofertar un monto mayor a la suma de su saldo de cuenta corriente en el BCRA (que excede la exigencia mínima diaria), el saldo de pases neto y el vencimiento de Leliq del día. De este forma, obligan a que cada banco participe de acuerdo al tamaño de sus carteras pasivas y se reduzca la demanda de estos instrumentos.

Operadores explicaron que desde que Miguel Pesce asumió la presidencia del Central, el organismo monetario viene adjudicando no más del 20% de las ofertas que le hacen los bancos por las Leliq. Para aumentar los montos otorgados, la estrategia de las entidades financieras era pedir mucho más de lo que realmente querían tomar.

Con esta nueva resolución, los bancos ahora “no podrán ofertar más allá de lo que tienen disponible”, explicaron fuentes del BCRA.

Se sabe que la intención de la nueva conducción del Central es que -progresivamente- la tasa de las Leliq a 7 días (hasta ayer en el 55%) deje de ser la de referencia del mercado. Buscan ir reconstruyendo una curva de rendimientos en pesos e ir hacia una política de absorción con instrumentos de más largo plazo. En sus “objetivos y planes para 2020” reveló que una de sus premisas será ir extendiendo gradualmente los plazos de vencimiento de las letras de liquidez, además de bajar sus costos. La meta sería una Leliq a 30 días y con un mercado secundario líquido, algo que a priori suena bastante parecido a lo que eran las denostadas Lebac de Sturzenegger.

Ayer, de hecho, el BCRA tomó sólo el 18% del monto total de las propuestas que recibió en la primera licitación de Leliq. La segunda fue declarada desierta, algo que viene sucediendo de forma asidua desde diciembre.

La tasa promedio se mantuvo en 55%, aunque hoy el directorio del Central tratará en su habitual reunión de los jueves un nuevo recorte. Será la tercera rebaja desde que Pesce es presidente de la entidad. Había heredado de Guido Sandleris una tasa de referencia con un piso en el 63 por ciento.
La fuerte rebaja en las tasas de financiamiento y la buena demanda alcanzada por el Tesoro en la colocación de letras Badlar del martes abrieron la puerta para continuar con el relajamiento de la tasa de política monetaria, con el foco puesto en la reactivación del crédito que busca el Gobierno de Alberto Fernández.

“La tasa alta no estaba dando efecto en bajar la inflación y estaba generando un proceso recesivo agudo”, aseguró Pesce en una entrevista publicada ayer por la agencia Bloomberg.

El presidente del BCRA también se mostró contrariado con los pronósticos del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza mensualmente la entidad. Afirmó que por ahora continuará con su publicación (Mercedes Marcó del Pont lo había discontinuado durante su gestión en el organismo) pero advirtió que los participantes en la encuesta “tienen que mejorar la calidad de sus pronósticos porque en 2018 y 2019 se equivocaron”.

También volvió a evitar hacer estimaciones respecto al nivel de inflación esperado para 2020, aunque reiteró que “será menor a 2019” y ratificó su convicción de que el tipo de cambio real está hoy a un nivel “aceptable”.

Fuente: BAE