El blue volvió a subir ($66,75) y se amplió la brecha al 5,9%

En una rueda con la reiterada presencia del Banco Central y otras entidades financieras, el dólar avanzó dos centavos y cerró a $63. Sin embargo, la noticia del día la dio el blue, que anotó su segunda suba consecutiva y alcanzó su mayor valor en dos semanas al incrementarse $1,25 a $66,75. Con este avance, el spread con el oficial se amplió al 5,9%, alcanzando así la diferencia más alta desde principios de mes.

La entidad que dirige Guido Sandleris volvió a aprovechar ayer la ausencia de la demanda privada, congelada por el cepo hard, y absorbió otros u$s80 millones del mercado para evitar una caída en la cotización. El mayorista, en tanto, sumó dos centavos a $59,72, con un volumen negociado de u$s 358 millones, lo que representó una baja del 14% con respecto al martes.

En el mercado bursátil, el dólar “contado con liqui” cayó $2,16 y cerró a $75,97, por lo que la brecha con la cotización mayorista se redujo al 27,2%. A su vez, el dólar MEP o Bolsa descendió $1,33 a $71,18, lo que implicó un spread del 19,2% frente al mayorista.

Por su parte, el Banco Central fijó la tasa de referencia en 63,006%, tras la absorción de $183.731 millones. Esto implica que el rendimiento de las Leliq se negociará en el piso decidido por el COPOM en lo que resta del mes, a menos que vuelva a resurgir la presión compradora de divisas, que por el momento está restringida por el cepo hard, lo que lo hace bastante improbable. En tanto, las reservas del BCRA subieron ayer u$s58 millones y finalizaron en u$s43.472 millones.

En el mercado de dinero entre bancos, el call money operó al 56%. Mientras que en el mercado de futuros del ROFEX se operaron u$s314 millones. Los plazos más cortos concentraron menos del 50% de los negocios. Noviembre y diciembre, terminaron operándose a $61,1850 y $67,11, con una tasa de 52,67% y 94,10%, respectivamente. Todos los futuros mostraron bajas, en promedio del 1%, en especial los plazos para el 2020.