El BCRA vendió US$140 millones en 3 días

El BCRA vendió US$140 millones en 3 días

Perdió ayer otros US$30 millones; el saldo positivo de enero se redujo a solo US$60 millones contra los US$400 millones que había adquirido a esta altura de 2021

Miguel Pesce, presidente del Banco Central

El Banco Central (BCRA) se vio forzado a vender ayer otros US$30 millones de sus menguantes reservas, dato inquietante dado que el saldo negativo sucedió en una jornada en la que el volumen operado en el mercado cambiario oficial se contrajo 30% (apenas superó los US$175 millones).

La merma en el monto transado le permitió bajar del 24,5% al 17,5% la proporción del aporte que debió hacer al mercado pero no le permitió evitar una nueva pérdida de reservas que eleva a US$140 millones el total vendido en las últimas tres jornadas.

De este modo el saldo favorable por recompras que lleva en lo que va del mes (que había llegado a los US$204 millones hasta el lunes pasado) se redujo a apenas U$$64 millones. Es un dato que preocupa sobremanera al mercado dado que el año pasado a esta altura de enero acumulaba recompras neta por US$410 millones a favor y en el anterior (2020) ese saldo escalaba hasta los US$874 millones.

Aun así, desde la entidad que preside Miguel Pesce aseguran que el mercado ayer “se movió de acuerdo a la lógica para esta época del año”, con una merma en el nivel de liquidaciones que lo obliga a intervenir para dar curso a importaciones “que se mantienen en niveles récord”, en alusión al tope de US$6216 millones que alcanzaron en diciembre, según reveló ayer el Indec (ver aparte), el monto más elevado desde agosto de 2018.

Rascando la olla

Esta lectura “benigna” parece pasar por alto la situación de extrema fragilidad que exhiben las reservas propias (netas) de la entidad, que estaban en torno de los US$5000 millones a esta altura del año previo y ahora apenas rondan los US$3000 millones (equivalente a medio mes de importaciones) y con tendencia marcada a la baja.

Es un número que hace temer al mercado que se repita un salto del tipo de cambio como el verificado a fin de enero de 2014 en circunstancias similares a las actuales.

La nueva venta sucedió en una jornada en la que el tipo de cambio mayorista cerró a $104,31 (+ 7 centavos en relación al cierre previo), precio que se mantuvo estabilizado en +/- 2 centavos al cabo de la rueda, algo que revela la intervención sostenida de la entidad y una intención de mantener acotado el deslizamiento del billete que sube 47 centavos en la semana, algo por debajo del ajuste de 49 centavos que mostraba a esta altura de la semana anterior.

“La divisa volvió a subir 7 centavos en un mercado con un bajo volumen operado al mermar las liquidaciones de la exportación y mantenerse sostenida la demanda por parte de los importadores”, sostuvo Francisco Díaz Mayer, de ABC Cambios.

“Si miramos el tipo de cambio de referencia A3500 del día -que cerró a $104,3033-, se comprueba que lo deja correr a un ritmo equivalente al 1,89% mensual efectivo, muy por debajo del nivel de indexación que exhibe la economía”, destaca Andrés Reschini, de F2 Soluciones Financieras.

Devaluación de enero

Reschini agrega que ahora enero lleva un ritmo devaluatorio “del 29,8% efectivo anual” que al mantenerse rezagado respecto de la inflación no hace más que seguir “tensando la brecha cambiaria y alimentando la sangría de reservas”.

“El nivel de importaciones se mantiene mientras a la vez decae un poco el ingreso del sector agroexportador, lo que fuerza al BCRA a concretar nuevas ventas de reservas oficiales para atender la demanda de divisas”, coincide el analista financiero Gustavo Ber.

La pérdida de reservas mantiene en vilo al mercado, como bien muestran las tendencias alcistas que mantienen en las últimas jornadas el dólar blue (que llegó a $214 para la venta en microcentro ayer) y los financieros (MEP y CCL) que escalan 2% promedio y se operan de $211,80 a $219,50, lo que mantiene la denominada “brecha” por encima del 100% aun cuando la Unidad de Información Financiera (UIF) intentó en las últimas horas desalentar más la demanda autorizando a bancos y agentes bursátiles a que pidan las DD.JJ. de Ganancias y Bienes Personales a sus clientes antes de validar pedidos para pasar pesos a dólares.

Fuente: Clarín