El BCRA emite pesos para comprar al Tesoro u$s 400 millones

El Banco Central (BCRA) anunció la compra de u$s 400 millones al Tesoro en dos operaciones: una fue hecha el viernes y la otra se completará hoy. La inyección de pesos no afectará el objetivo de base monetaria. A principios de mes el Centra ya había sorprendido al girar utilidades al Tesoro después de haber decidido cortar a cero esas transferencias.

El Ministerio de Hacienda afrontó el pasado viernes “un importante pago en pesos por el servicio del bono dual y del bono en pesos a tasa de política monetaria (BOTAPO), de $ 65.500 millones”, detalló el comunicado. “Como preparación para este pago, Hacienda realizó el 13 de junio una licitación de letras vinculadas al dólar estadounidense (Lelink) y de BOTAPO. Pero gran parte de las suscripciones, que podían realizarse tanto en pesos como en dólares, se hicieron en moneda extranjera. Por lo tanto, el Tesoro quedó con un exceso de dólares con relación al pago en pesos que debe realizar”, agregó.

“A fin de respetar el compromiso del Tesoro Nacional de no vender más de u$s 60 millones, el BCRA decidió comprarle el monto de dólares mencionado en el primer párrafo. Esta operación no modifica el compromiso de crecimiento 0 de la base monetaria”, abundó el Central.

Las compras de dólares por parte del BCRA aumentan los pesos en circulación, en momentos en los que se persigue un objetivo de expansión nulo de la base monetaria. La compra de u$s 400 millones implica un costo de $ 17.116 millones al tipo de cambio del viernes. En el último informe de seguimiento

Las compras de dólares por parte del Central inyectan pesos a la plaza. Ya había girado utilidades al Tesoro de la meta, la entidad había dicho que en la primera mitad de junio la base monetaria promediaba $ 15.000 millones por debajo del tope máximo.

La inyección de dinero en dos días hace más ajustado el camino hacia el cumplimiento de la meta. En el nuevo esquema monetario, instaurado en octubre, se había establecido que el Tesoro vendería sus dólares para hacerse de pesos en licitaciones diarias al mercado de u$s 60 millones, de manera tal de no generar una expansión monetaria alguna. Además el Comité de Política Monetaria se había comprometido a no comprar dólares ni siquiera si el valor de la divisa caía por debajo del piso de la “zona de referencia cambiaria” -el piso de las bandas de flotación- al menos hasta el mes de julio.

La decisión de esta semana es otro ajuste importante a la regla monetaria, luego de que el BCRA decidiera financiar al Tesoro el pago de las deudas que este último tiene con la propia entidad. La autoridad monetaria le giró al fisco $ 77.000 millones de los $ 577.000 millones que ganó en 2018, más que nada como resultado de la suba del dólar, moneda en la que está nominada la mayor parte de su activo (reservas y letras intransferibles). El Central también en ese momento hizo hincapié en el efecto monetario neutro de la operación, pero como mínimo la movida resultó expansiva por omisión: evitó la contracción monetaria que hubiera ocurrido en caso de que el fisco le hubiera pagado sus deudas con fondos propios.

EL CRONISTA