El BCRA aumentó el rango para cobros, pagos y transferencias

El Banco Central amplió el rango de opciones para efectuar cobros, pagos y transferencias, de cara a una creciente formalización de la economía y a la bancarización de sectores de la población hasta ahora excluidos.

La medida se formalizó mediante la Comunicación “A” 6668 de la autoridad monetaria, que impulsa además la sinergia entre las entidades financieras y el sector finrech. La norma aprobó los parámetros para pagos a través de códigos de respuesta rápida (los “códigos QR”) mediante la incorporación de la Clave Virtual Uniforme (CVU) dentro del estándar aplicable a esa tecnología.

Al permitir que las entidades financieras autoricen pagos con código QR a través de la CVU, el Banco Central dio continuidad al rumbo iniciado desde 2016 para ampliar las opciones de medios electrónicos de pago, a la vez que actualizó las normas dirigidas a un mayor uso de las tecnologías en la industria de servicios financieros.

El código QR (del inglés Quick Response code, “código de respuesta rápida”) es un sistema de lectura de barras bidimensional, de formato cuadrado, cada vez más difundido en productos de consumo masivo, y que puede almacenar datos codificados. Este código se lee en el dispositivo móvil vía un lector específico (una suerte de scanner o lector) que rápidamente traslada a quien lee a una aplicación en internet, un mapa de localización, un correo electrónico, una página web o un perfil en una red social.

La CVU fue creada por el BCRA en mayo de 2018, de manera de permitir la transferencia de comunicado de la AFIP. fondos entre una cuenta bancaria y cuentas virtuales.

Las entidades financieras comenzaron así a ofrecer, a los clientes con cuentas a la vista, los servicios de transferencias inmediatas de fondos y pagos de bienes y servicios, a cuentas de terceros adheridos al canal denominado “Plataforma de Pagos Móviles”.