EL Banco Nación volvió a bajar la tasa de plazos fijos

El Banco Nación que entre las principales entidades financieras del país ostentaba en soledad hasta ayer la mejor tasa. La banca pública pasó de pagar 35% nominal anual a 34%, que en términos mensuales implica un rendimiento del 2,8%, dos décimas por debajo de la inflación prevista para febrero por el Relevamiento de Expectativas del Mercado del Banco Central.

El Credicoop, subió un punto y medio su tasa: del 32% al 33,5%. Ahora, la entidad cooperativa paga los mismo que el Santander y el Galicia.

Con el 33%, se ubica el Banco Provincia, seguido por el ICBC (32,6%), el HSBC (32,5%) y el BBVA (32%). La lista de las diez entidades con mayor volumen de depósitos la completa el Banco Macro, con el 29,5%. Las tasas de plazos fijos arrastran un sostenido declive desde comienzos de año desde un promedio del 38,74% en las entidades privadas, según el reporte diario del BCRA, hasta el actual 33,79%.

Es que este tipo de interés acompañó la baja del de las Leliq (que es la tasa de política monetaria), impulsada por el ente que conduce Miguel Pesce, con el objetivo de reducir el costo de financiamiento y ayudar a dinamizar un rebote de la actividad económica.

Lo cierto es que, a pesar de su menor rendimiento y de ubicarse por debajo de las expectativas de inflación, el stock de plazos fijos tradicionales en pesos creció 12,6% en enero, según un informe de First Capital Group.

El control de cambios, que sólo permite comprar hasta USD200 mensuales e impone un recargo del 30% al atesoramiento de divisas, complica las posibilidades de ahorrar en moneda extranjera, como forma de cuidar las escasas reservas internacionales en el marco del proceso de renegociación de la deuda con los acreedores privados, el FMI y el Club de París.

A razón de éstas condines es que explotó el crecimiento de los nuevos plazos fijos UVA precancelables, que pagan un margen de al menos el 1% por sobre la inflación. Esta opción, que antes tenía un plazo mínimo de 90 días pero desde febrero puede cancelarse de forma anticipada a partir del primer mes, creció 72% en enero, cuando el BCRA informó la flamante modalidad. Aunque su volumen aún representa apenas el 2% del total de los depósitos a plazo.

Fuente: BAE