El Banco Central otorga un mes para salvar los cheques rechazados

Los bancos no podrán aplicar comisiones ni penalidades por documentos sin fondos

La medida busca descomprimir un poco el caos en las relaciones comerciales que se produjo por la reapertura del clearing sin un sistema bancario preparado para atender urgencias financieras ni para activar las líneas de emergencia.

El Banco Central otorgará 30 días para que realizar una segunda presentación de los cheques que hayan sido rebotados por falta de fondos. Durante ese lapso los emisores de estos documentos no serán penalizados con tasas punitorias, comisiones ni ser calificado como moroso.

La medida, que incluye también a cheques de pago diferido, se toma luego de que se registra un importante número de rechazos derivado de un corte en la cadena de pagos por la cuarentena. En el sector pyme estiman unos 70.000 documentos que no pudieron ser cobrados, más de un 20 por ciento del total.

Al decretarse el aislamiento obligatorio para prevenir el contagio de la pandemia de coronavirus, el Central suspendió la actividad bancaria -que se reabre este viernes para el pago de jubilaciones y asignaciones de la Seguridad Social- y algunas operaciones electrónicas. En estas últimas se incribe el congelamiento del clearing bancario para cheques.

La entidad que conduce Miguel Pesce, ante el reclamo de empresarios y la cercanía del pago de salarios, reabrió la operatoria el 27 de abril pasado. Este adelantamiento (vencía el 31 de marzo) complicó la situación de aquellos cheques que vencieron durante la cuarentena y que, dado el congelamiento de la actividad, no contaban con los fondos para cubrirlos. El Central ahora abre una ventana de 30 días para que los emisores puedan emitir estos documentos sin penalización.

“Esto permite saldar el adelantamiento del clearing que generó un dislocamiento en la cadena de pagos, producto de que se empezaron a liquidar compromisos y cheques en las cámaras. Ni siquiera los bancos estaban operativos y el impago fue por fuerza mayor en los primeros días de apertura de clearing. También hay muchos casos por falta de fondos. Esto generó un problema para las empresas, que ni siquiera pueden acercarse a los bancos a recuperar los cheques”, explicó el presidente de la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino, Leo Bilanski.

A través de la Comunicación A 6950, la autoridad monetaria amplió en 30 días adicionales el plazo para la presentación de los cheques comunes o de pago diferido que finalice durante la vigencia de la cuarentena y que hayan sido librados en la Argentina o en el exterior

Además autorizó una segunda presentación de cheques rechazados por causal “sin fondos suficientes disponibles en cuenta” y las entidades financieras no podrán aplicar comisiones a sus clientes. Estas disposiciones no se aplican a la operatoria de cheques por medios electrónicos (Echeq).

El problema va a ser el 13 de abril, cuando podría haber una especie de ‘Puerta 12’ en la cuestión de cheques. Para evitar esa situación estamos trabajando con el equipo del Ministerio de Desarrollo Productivo. Esto no sería tan dramatico si los bancos hubiesen activada los creditos para salarios, capital de trabajo e insumos y no, como lo están haciendo, a cuentagotas“, aseguró Bilanski, con una dura crítica a la banca, a la que desde el sector se apunta por no hacer un aporte en esta situación económica delicada.

El Central también prorrogó hasta el 12 de abril próximo la suspensión de las actuaciones sumariales cambiarias y financieras instruidas en los términos de las Leyes del Régimen Penal Cambiario y de Entidades Financieras. La Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias decidirá qué casos necesitan resolverse con urgencia y encargar las actuaciones correspondientes en estas fechas.

Fuente: Página 12