El Banco Central aprieta el cinturón de las fintech


Las billeteras virtuales habían sido convocadas para ser parte del operativo para abonar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Pero, al final, ANSES –conducido en aquel momento por Alejandro Vanoli– las dejó afuera, lo que provocó una importante decepción del sector. Según comentan en voz baja, la entidad estatal pedía un seguro por cada subsidio que pagaba de varias veces el monto pagado y eso dejaba justamente en carrera solo a Mercado Pago y Ualá: los demás no disponían de la liquidez necesaria.

Ante esta eventualidad, se decidió por la negativa. Pero, a río vuelto, ganancia de pescadores. Los bancos digitales salieron ganando. “Si bien el crecimiento registró una aceleración desde que empezó la cuarentena, sin dudas, el lanzamiento del IFE lo potenció a otra escala”, destacaron desde Wilobank. Move, del Galicia, también resultó favorecido con aperturas.
“La caída de la recaudación nos tira al precipicio y las entidades que damos de alta, nos sacan a flote”.Fabián Barros Requeijo, CEO de Pay Per TIC.

La propuesta más ganadora, sin embargo, fue la del Banco Provincia con su cuenta DNI para dispositivos móviles. Se abrieron más de 500.000 cuentas. Según la entidad bancaria, el 51% de las descargas fue realizada por nuevos clientes y, de ellos, en su mayoría se trató de personas no bancarizadas. Un nuevo competidor que llegó para quedarse.

El Banco Central aprieta el cinturón

Las billeteras virtuales habían sido convocadas para ser parte del operativo para abonar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Pero, al final, ANSES –conducido en aquel momento por Alejandro Vanoli– las dejó afuera, lo que provocó una importante decepción del sector.

Según comentan en voz baja, la entidad estatal pedía un seguro por cada subsidio que pagaba de varias veces el monto pagado y eso dejaba justamente en carrera solo a Mercado Pago y Ualá: los demás no disponían de la liquidez necesaria. Ante esta eventualidad, se decidió por la negativa. Pero, a río vuelto, ganancia de pescadores. Los bancos digitales salieron ganando. “Si bien el crecimiento registró una aceleración desde que empezó la cuarentena, sin dudas, el lanzamiento del IFE lo
potenció a otra escala”, destacaron desde Wilobank. Move, del Galicia, también resultó favorecido con aperturas.

La propuesta más ganadora, sin embargo, fue la del Banco Provincia con su cuenta DNI para dispositivos móviles. Se abrieron más de 500.000 cuentas. Según la entidad bancaria, el 51% de las descargas fue realizada por nuevos clientes y, de ellos, en su mayoría se trató de personas no bancarizadas. Un nuevo competidor que llegó para quedarse.

Fuente: Forbes