Economistas plantean posible devaluación después de las PASO

“La duda es cuándo, pero imaginamos que va a haber una devaluación. El tema es si es en agosto o lo va a hacer el gobierno siguiente”, explica el economista de una importante cámara de empresarios en una reunión privada.

El dólar tuvo un leve salto el viernes pero se mantuvo alrededor de $ 45 durante la semana de inscripción de frentes electorales. Los empresarios pymes también comparten ese escenario y anticipan una cobertura contra ese riesgo.

“Gane quien gane, imaginamos que habrá una devaluación”, indicó un directivo de Industriales Pyme Argentinos IPA durante otro encuentro.

El ritmo de la divisa está lejos del cuadro de apreciación cambiaria de los años electorales. La referencia a agosto está vinculada a una corrida cambiaria. El Gobierno busca evitar un nuevo salto del dólar durante la campaña electoral. La volatilidad genera incertidumbre y también traslado a precios, factores que juegan en contra a la hora de captar votos. Sin embargo, el fin de los dólares de la cosecha hacia fines de julio o principios de agosto y la conjunción con las encuestas electorales y la cercanía de las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) puede generar presión sobre el dólar.

Así lo explicó Martín Redrado, economista de la Fundación Capital y también asesor de Miguel Pichetto, el flamante vicepresidente de la fórmula oficialista encabezada por Mauricio Macri.

“Puede haber tensión cambiaria a fin de julio o principio de agosto cuando terminen los dólares de la cosecha. El Gobierno tiene los dólares y los instrumentos para la tensión cambiaria pero muchas veces vimos que el equipo económico corría de atrás”, indicó y según publica diario Perfil, este domingo.

Para el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, no se prevé un escenario de devaluación. En diálogo con AM 750, el funcionario consideró que la Argentina tiene “un tipo de cambio competitivo” en la actualidad y reconoció que la incertidumbre electoral impactó en el riesgo país. En algunos sectores, las empresas marcan que se mantiene la competitividad cambiaria. En el sector de indumentaria textil, por ejemplo, destacan que el tipo de cambio bilateral con China mejoró un 15%, según el “semáforo de la indumentaria argentina”.

Un informe de Economía y Regiones sostiene que “tanto el dólar como la inflación estarían experimentando un comportamiento similar al observado hace meses atrás. Es decir, la actual estabilidad cambiaria y la presente desaceleración de la inflación nuevamente serían fenómenos transitorios”. De esta forma prevén que “más adelante pero no muy lejano en el tiempo, el tipo de cambio (primero) volvería a subir y (posteriormente) la inflación se aceleraría luego del salto del dólar”.

El Gobierno busca descartar esa posibilidad, con la ayuda de un nuevo desembolso del Fondo Monetario Internacional, de US$ 5 mil millones. “Las autoridades argentinas y el equipo del Fondo continúan trabajando en la cuarta revisión del Acuerdo Stand By”, señaló la titular del organismo, Christine Lagarde, tras su última reunión con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular del Banco Central, Guido Sandleris, la semana pasada en Japón. En la agenda de reuniones del directorio del FMI todavía no hay fecha para tratar la última evaluación del staff sobre la Argentina.