Duro comunicado de los bonistas más duros

Los bonistas salieron a informar que no tuvieron ningún tipo de contacto con las autoridades del gobierno argentino desde el 17 de junio. Relativizan así la información de las últimas horas de que se estaría en tratativas como para cerrar en breve un acuerdo con los principales acreedores que tienen en su poder bonos en dólares regidos por ley extranjera por 64.800 millones de dólares.

Un comunicado difundido ayer a mediodía señala: “El Grupo ad hoc de tenedores de bonos argentinos y el Grupo de tenedores de bonos de Exchange quieren dejar en claro que no ha habido un compromiso significativo entre ellos y las autoridades argentinas desde el 17 de junio, a pesar de informes inexactos en contrario.”
El Grupo Ad Hoc de tenedores de bonos soberanos argentinos y El Grupo de tenedores de bonos Exchange representan aproximadamente US$ 21 mil millones de bonos argentinos que incluyen más del 32% de los bonos globales y el 32% de los bonos exchange.

“La falta de una interacción seria por parte de las autoridades de Argentina es sumamente preocupante dado que el tiempo es un factor esencial y todas las partes deberían centrarse en evitar los elevados costos legales y económicos que conllevaría prolongar el incumplimiento de pagos en el que se encuentra el gobierno argentino. Los acreedores continúan dispuestos a participar de forma constructiva con el gobierno argentino para alcanzar un acuerdo mutuo que cuente con el apoyo unánime de los tenedores de bonos”.

Fuente oficiales confiaron que el banco UBS -que es el que de hecho asesora a uno de los grupos de bonistas, al Comité de Acreedores de Argentina, el más cercano al Gobierno-presentó una propuesta final a todos los acreedores que modifica algunas cuestiones de la última oferta argentina dada a conocer, que ponía el valor presente neto en unos US$ 50.

En concreto, entre otras cuestiones adelanta el pago de los intereses aunque mantiene las tasas que se habían acordado y también modifica la forma de pagos de los cupones.

El Gobierno estiró el plazo hasta el 24 de julio para cerrar las negociaciones. Pero estas semana ya incurrió en dos nuevos incumplimientos. No pagó casi 100 millones de dólares por un cupón semestral de intereses del bono a 100 años y otro cupón por US$ 570 millones de bono Discount.
En una entrevista con el diario Financial Times, Robert Gibbins, CEO de Autonomy, un fondo del grupo Ad Hoc, acusó a Martín Guzmán de llevar adelante un “flagrante abuso de la arquitectura financiera global”, en una crítica severa a la estrategia de redesignar la votación de títulos.

Fuente: Clarín