Dimo, la billetera electrónica de los bancos, saldría en Septiembre

Hay 25 bancos que ofrecerán el servicio, que apuntará a pagos con QR y transferencias entre personas vía celular sin necesidad de utilizar la CBU. Para cerrar el proyecto Dimo, abreviatura de dinero móvil, bancos públicos y privados negocian contra reloj.

Play Digital, la flamante empresa integrada por bancos públicos y estatales para brindar servicios financieros digitales, ya tiene la marca comercial y el logo de su billetera electrónica.

Dimo se transformará así en la punta de lanza del plan de la banca tradicional para salir a competir con Mercado Libre y al resto del universo fintech, con la billetera electrónica como ingrediente principal. Esta solución digital, que estará disponible en forma gratuita para todos aquellos clientes de los bancos que la integran, apuntará en su comienzo a dos servicios.

El primero de ellos serán los pagos en comercios con código QR, un segmento en donde hoy pisa muy fuerte Mercado Libre. No obstante, en Play Digital aseguran que Dimo será “una solución abierta”, por lo que esperan que el gigante de las fintech tenga un doble rol: será un competidor de la nueva empresa a la hora en la que el cliente tenga que elegir con qué billetera pagar, pero también podría ser un socio en su rol de “adquirente”. La adquirencia es el negocio de venderle a los comercios los medios para que puedan recibir pagos electrónicos. Play Digital aspira a trabajar tanto con Mercado Libre como con Prisma y First Data, los líderes en el segmento de la adquirencia.

El segundo servicio de Dimo es el que más entusiasma a sus responsables porque creen que allí residirá su ventaja diferencial y tiene que ver con los pagos entre personas a través del celular. ¿Cuál será la diferencia? Para que una persona le pague a un amigo o familiar y el dinero sea transferido de una cuenta a la otra, no será necesario tener registrado la CBU. Solo alcanzará con que ambos estén registrados mutuamente como contactos telefónicos. El número celular estará vinculado a una cuenta bancaria. Enviar una transferencia será tan rápido como enviar un Whatsapp.


Contrareloj, Play Digital está desarrollando la tecnología de esta app al mismo tiempo que arma su propia constitución como empresa. Ya hay 25 bancos que confirmaron su incorporación a la compañía; entre todos ellos, suman el 79% de las operaciones con tarjetas de débito y de crédito del sistema financiero argentino. Claro que el punto clave está en el 21% restante, en manos de los 3 grandes bancos estatales: Nación, Provincia de Buenos Aires y Ciudad.

Distintos actores del sistema financiero aseguran que no hay dudas de que la banca pública formará parte de Play Digital y su producto Dimo, que las conversaciones están avanzadas y que lo que se negocia es “sintonía fina”. La intención de generar un producto universal, de todo el sistema, no puede dejar afuera a los bancos estatales, por el peso específico que tienen en el mercado. Estos, a su vez, ya tomaron la decisión política de formar parte del proyecto. Pero aún quedan temas por resolver.

Más allá de los 4 bancos que iniciaron el proyecto (Santander, Macro, Galicia y BBVA), puede decirse que la lista de 25 entidades no excluye a ningún banco privado de relevancia. Todos las entidades ya están trabajando en como integrar a Dimo a sus propias apps y plataformas tecnológicas. En ese ámbito, surgió la decisión de que Play Digital, la empresa anunciada en febrero y constituida formalmente en mayo, tuviese una composición accionaria en base a una regla objetiva: cada banco tendría acciones en base a su market share en el negocio de las tarjetas de crédito y de débito.

A la hora de cerrar trato, este punto trajo diferencias con los bancos estatales, que lideran el ranking en cantidad de tarjetas pero no en volumen de consumo, en donde claramente mandan los privados. Con el primer criterio, tendrían mayor participación los bancos públicos; con el segundo, ocurriría lo contrario. Según fuentes cercanas a la negociación, ese punto es la asignatura pendiente para anunciar formalmente la participación de los bancos públicos a Play Digital.

Si esa diferencia no pudiese limarse, hay más puertas abiertas. En Play Digital existe una visión dinámica, por la cual un banco que no cerrara su ingreso como accionista desde el lanzamiento podrá incorporarse en el futuro. Y también contemplan la opción de que alguna entidad sea “banco cliente”; eso significa que formará parte de la red de la billetera Dimo pero no será accionista de Play Digital S.A.

Fuente: Infobae