Digitalización: un problema para las pymes, ¿con solución?

El 90% de los ciudadanos se conecta cada día a internet, y el 30% consulta opiniones en la red antes de comprar. Pero en redes sociales va más allá. El 85% se conecta cada día a las redes sociales, y el 81% sigue a las marcas que les gustan en estos canales. Estos datos ponen de manifiesto la necesidad imperiosa de que las empresas tengan presencia en internet.

Sin embargo, contar con una página web resulta imprescindible, pero no basta. Las empresas necesitan tener perfiles en las redes sociales y actualizarlos, deben darse de alta en plataformas como Google My Business, y contestar las reseñas que haya. Pero también deben trabajar día a día por tener un buen posicionamiento en los buscadores para poder llegar a más público.

La actividad principal de las pequeñas y medianas empresas es fundamental para el desarrollo del negocio. Sin embargo, la necesidad de estar en internet ha provocado que estas nuevas tareas sean igual de importantes, o más, que la venta del producto o servicio. Si éste es interesante, a buen precio y con garantías, pero no llega al público objetivo, no sirve de nada. Y ese público objetivo está conectado a internet.

Principales problemas de las pymes

Sin embargo, programar una web y mantenerla o tener perfiles en las redes y actualizarlos periódicamente, etc., son funciones que en muchas pymes resultan difíciles de cumplir por falta de tiempo, de conocimientos o de personal cualificado. “Arrancar un negocio desde cero y conseguir los primeros clientes es lo más complicado”, confiesa María Fernanda Fernández, profesional en médico-psiquiatría y propietaria de Centro Hope.

A la hora de poner en marcha un negocio, la primera preocupación es conseguir clientes, y hoy en día se encuentran en internet. Pero también puede resultar difícil esa transformación digital en negocios más tradicionales, como el de Erik Ocampos, propietario de Serrín Madrid.

Es un negocio de más de 70 años que fundaron su madre y su tío, “por lo que antes el conocernos era del boca a boca. Hoy en día todo está digitalizado: redes sociales, WhatsApp, páginas web…”. Todo ello ha obligado a Ocampos a actualizarse y modificar su estrategia de ventas. “La búsqueda de cualquier servicio o producto se hace por internet y si no apareces no tienes opción de conseguir un cliente nuevo o de que te encuentren”, confiesa María del Mar Roldan, propietaria de Sweet Teeny.

Más de 260 pymes se beneficiarán de nuevas ayudas a la digitalización. En concreto, se han destinado 1.258.750 euros para favorecer la digitalización de estas pequeñas y medianas empresas. Recibirán un máximo de 5.000 euros para que, el 80% se destine al servicio de asesoramiento, y el 20%, como mínimo, para cofinanciación de la propia empresa. La financiación de estas ayudas proviene del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE) de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) dentro del periodo de programación 2014-2020. Este plan tiene como lema “una manera de hacer Europa”, por lo que la digitalización de las pymes en Europa son prioridad.

En Argetina, ela posiblidad de financiamiento (en general, no sólo para digitalización) a tasa competitiva, se percibe por el momento, muy lejana.

Con información de Cinco Días, España