Dietrich aseguró que “los cuadernos” no frenarán las obras

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich aseguró la continuidad de la obra pública y que no limitará a las empresas implicadas en los casos de corrupción hasta tanto no se expida la Justicia.

Acompañado por el secretario de Hacienda, Guido Sandleris, se reunió con representantes de bancos privados y sondeó las nuevas condiciones para los programas de “Participación Público Privada”, o PPP, con los que el Gobierno aspira a compensar el recorte del gasto público en infraestructura. Los préstamos se encarecieron, no solo por las condiciones macroeconómicas, internacionales y ahora las denuncias. Esa suba lleva a revisar proyectos como el que interconecta trenes en Buenos Aires, la Red de Expresos Regionales, por los límites de endeudamiento y gastos impuestos en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Sobre los PPP, la reunión que tuvo también al secretario del área, José Luis Morea, le aseguraron a los bancos que los plazos continúan tal cual lo establecido. Con los contratos firmados y los consorcios en sus corredores, se espera que en octubre comiencen las obras, según fuentes de Transporte. Salvo el RER, el resto de los proyectos de PPP seguirá en marcha: nuevas licitaciones viales, líneas de transmisión de energía y el ferrocarril a Vaca Muerta. Para esto habrá un road show a fin de mes con inversores de Estados Unidos, Europa y Asia.

El Gobierno tiene US$ 600 millones en garantías de las empresas, que el Estado podría cobrar si los concesionarios incumplen con el plan de obras de Vialidad Nacional. Para fin de año aspiran llegar a obras terminadas y en ejecución por unos 2.800 kilómetros.

En la reunión con el HSBC, ICBC, BICE, Citi, UBS, Banco Mayorista, Santander, Itaú, Supervielle, BBVA y Galicia, el Ejecutivo pidió “separar las personas físicas de las jurídicas”, en relación a los empresarios detenidos e investigados.

Fuente: Perfil