Del campo a la góndola: los precios aumentaron 4,5 veces

Según indicó un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, esa diferencia se explicó por la pera, el pimiento rojo, el zapallito y la berenjena.
La brecha de precios entre lo que paga el consumidor y lo que recibe el productor por los alimentos agropecuarios subió 1,8% en el segundo mes del año. Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora CAME para una canasta de 25 alimentos agropecuarios. Para elaborar el indicador se tomaron los valores diarios online de los principales supermercados del país y más de 500 importes de verdulerías y mercados para cada producto.
El aumento en la diferencia se explica principalmente por el comportamiento de 4 productos: la pera, el pimiento rojo, el zapallito y la berenjena. Contrarrestaron ese efecto el limón, la mandarina, la manzana y el tomate redondo, que redujeron su disparidad, pero en niveles que no alcanzaron para evitar que en el conteo promedio la situación de importes desmejore, informó el diario económico Ámbito Financiero.
El informe destacó que “los alimentos con menores diferencias resultaron el huevo (2,35 veces) y pollo (2,31 veces). Se trata de dos productos de origen animal que suelen mantener sus disparidades bajas y estables a lo largo del añ De los 25 alimentos agropecuarios que integran la canasta del IPOD relevados en el mes, en 12 subió la distorsión, en dos se mantuvo prácticamente sin cambios, y en once aumentó, según el documento.
Así, los productos con más incremento mensual en los costos de góndola fueron: la naranja (33,6%, ya había aumentado 17% en enero), el pimiento rojo (24,2%), el zapallito (17,9%), la frutilla (15,3%, ya había crecido 13% en enero) y la carne de pollo (14,4%).
 
“En general, las diferencias están determinadas por un conjunto de comportamientos, algunos especulativos de diversos actores del mercado. Básicamente de las grandes cadenas de supermercados que se abusan de su posición dominante, y otros son factores comunes como la estacionalidad, que afectan a productos concretos en algunas épocas del año”, detallaron desde la entidad.
FUENTE: Ámbito / Foto Archivo La Voz