“Debemos transformarnos para estar listos y la única forma es la tecnología”

El presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Marcos Ayerra, sostuvo que es preciso “financiar la economía real” desde los mercados de capitales, y consideró que para ello “tiene que haber inclusión y acceso” a esos mercados a partir de incrementar el uso de la tecnología.

“Debemos transformarnos para estar listos y la única forma es la tecnología”, afirmó Ayerra. “Hay que diseñar un nuevo modelo de conectividad para modernizar y transparentar el acceso. Y para ello estamos hablando con los mercados de manera de unificar criterios para implementar regulaciones de estándar tecnológico”, precisó el funcionario, quien destacó que “en dos meses estará en línea el nuevo sistema de la CNV. Habrá una autopista financiera 100% nueva”.

Indicó que desde la Comisión ya se hicieron “700 interacciones con el mercado para ver cómo funciona”, y estimó que el nuevo sistema “mejorará nuestro control; vamos a poder usar datos para hacer investigaciones inteligentemente”.

Las mejoras tecnológicas aplicadas y por venir

Ayerra puntualizó que “ya se pueden securitizar activos emitidos digitalmente”, y explicó que “las plataformas pueden originar préstamos y automáticamente securitizarlos sin ningún tipo de paso que no sea virtual”.

También, que la digitalización de “los fondos cerrados será muy importante”, porque estimó que estos activos “tendrán un protagonismo fuerte en esta época fundamentalmente porque el dinero entra por varios años y está para comprar activos ilíquidos que inclusive están en dólares como los inmobiliarios o activos muy atomizados de alta tasa, como las pymes, el leasing y el factoring”.

Una cuestión de horizontes

El titular de la CNV aseguró que “el rumbo está más claro que nunca, buscando el déficit cero, con un Estado que se transforma para cumplir su rol efectivamente y que permite a los actores ser competitivos”.

“Pocas veces percibí más claridad entre todos de que tener déficit fiscal en Argentina no es sostenible y que el Gobierno está trabajando a full para lograrlo”, destacó Ayerra, quien señaló que “en la CNV seguimos trabajando a todo ritmo, transformando la regulación y el mercado en general”.

Precisó que “hasta abril de este año se emitían hasta US$ 1.500 millones por mes”, y remarcó que “desde mayo esa cifra cayó a US$ 200 millones”.

“Es decir que todas las emisiones grandes se frenaron”, admitió el funcionario, no obstante lo cual destacó que “desde diciembre de 2015 hasta que se cerró el mercado en abril, se emitieron casi US$ 23.000 millones de obligaciones negociables”.

Puntualizó que “el plazo de esas ON fue de 5 años en 2016, 8 años en 2017 y 4 en las operaciones que se dieron hasta abril”, y aseguró que “en todos los casos esto significó mejora de plazos y se mejoró el perfil de vencimientos, lo que muy importante para la salud financiera de las empresas”.

Ayerra indicó que “si bien hay mucha deuda en dólares, los vencimientos de este año son solo 5% del total de las ON que están vigentes porque se emitió a muy largo plazo”.

Estimó que “habrá un golpe contable pero no en el flujo”, y sostuvo que “hay muchos años para la normalización del tipo de cambio”.

Remarcó que “este año solo vence el 5%, que son US$ 1.000 millones, muy a fin de año”, y aseguró: “Hablé con un par de emisores que concentran la mayoría, y ya tienen la plata guardada”.

Finalmente, para el titular de la CNV, “el mercado de capitales sin duda que sirvió y estamos en pañales empezando”, y puso de relieve que “dejando de lado lo que vencía y se refinanció desde que se empezamos hasta abril, más de US$ 9.000 millones se incorporaron netos a la economía real”, concluyó.