CWE y Powerchina encabezan las UTE que competirán por Portezuelo

Habrá dos grupos de empresas en la apertura de sobres del viernes. Las asiáticas CWE y Powerchina encabezarán las Uniones Transitorias que competirán por el proyecto.

Ante la insistencia del gobierno mendocino de avanzar con la licitación de Portezuelo del Viento, se definieron las dos Uniones Transitorias de Empresas ( UTE) que participarán en la apertura de sobres del 3 de julio, en ambos casos con una fuerte presencia china, dado que por las condiciones de la obra se necesitaban si o sí de jugadores internacionales.

De acuerdo a fuentes del sector constructor, el consorcio con todas las fichas puestas para ganar es el que conformaron la desarrolladora de turbinas IMPSA, CEOSA y Obras Andinas (todas locales) en conjunto con Powerchina. Mientras tanto, el otro grupo estará integrado por Decavial, China International Water & Electric Corporation (CWE) y la también asiática Harbine Turbine Company, a cargo de la parte electromecánica del proyecto.

Todas las miradas del sector estarán puestas en la presentación de los sobres de este viernes a las 10 y la apertura de los mismos media hora más tarde. El proceso, de continuar como lo planea el gobernador Rodolfo Suárez, seguirá el 11 de agosto con la apertura de las ofertas técnicas y el 16 de noviembre, de las económicas.

Las grandes constructoras argentinas desistieron de participar en la licitación porque entendían que estaba “arreglada” para el consorcio de las mendocinas, a pesar de que calificaban técnicamente y argumentaban tener “mucha mayor capacidad, técnicos y equipos” que los que creen se terminarán haciendo con la llamada “obra del siglo”, probablemente la de mayor envergadura de los últimos años.

Ese malestar atraviesa a los pesos pesados del sector como Chediack, Techint, Panedile, Sacde y Cartellone, comentaron desde una de esas firmas.

Por lo pronto, el gobierno mendocino está a la espera de que Alberto Fernández gire la cuarta cuota para el proyecto por USD18.5 millones a fines de julio. El presidente no parece tener demasiadas opciones ya que ese financiamiento es el resultado de una demanda judicial que la provincia ganó en la Corte Suprema, y finalmente se acordó como pago la construcción de la represa, allá por el lejano 2006, entre Néstor Kirchner y Julio Cobos.

El último capítulo de esta larga pelea entre provincias por el proyecto ocurrió el viernes pasado, cuando el distrito cuyano sufrió un duro revés político en la última cumbre de gobernadores que conforman el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco). Allí se impuso la postura de La Pampa, que pide un nuevo estudio de impacto ambiental y audiencias públicas.

Mendoza votó en contra porque considera que se cumplieron todos los requisitos legales, por lo que resolvió avanzar con el proceso, mientras espera por el laudo solicitado al presidente.

Invitan a Alberto a Santa Cruz

El vicepresidente de Electroingeniería Gerardo Ferreyra, que integra la UTE a la que se adjudicaron las obras por las represas de Santa Cruz, invitó al presidente a que visite el proyecto.

“Me gustaría que @alferdez visite Represas, proyecto en la Patagonia Austral, perseguido por el macrismo, encarcelados sus empresarios argentinos, donde hay miles de trabajadores construyendo 2 centrales hidroeléctricas, en la mayor obra e inversión genuina de la historia del país. Sería hermoso”, escribió el empresario en su cuenta de Twitter.

Fuente: BAE